El País | 02/17/17 00:00

Jesús Simmons

jsimons@epasa.com

@jesus06041973

Mientras que para el Carnaval de la City el Gobierno destina miles de dólares para su realización, en San Miguelito las fiestas del dios Momo se hacen "dola a dola".

Y es que la Junta de Carnaval que preside el representante Omar Montilla no cuenta con el apoyo del Municipio de San Miguelito ni del Gobierno Central.

Según Montilla, las arcas de la Junta de Carnaval están en rojo, pero esto no ha sido impedimento para que se proyecte realizar el jolgorio, que en los últimos años ha sido todo un éxito.

"Ahorita mismo todo es crédito; iniciaremos con crédito de las discotecas y a los artistas se les pagará una vez canten, por eso se cobrará la entrada de $1.00 para los culecos".

Con el "dolita" se les pagará a los artistas, alquiler de cámaras de videovigilancia que utiliza la Policía Nacional, los cisternas, entre otros gastos.

A pesar de ser un Carnaval pobre, tal como en años anteriores, Rumba 2017 contará con dos tarimas, cuatro cisternas por día, 45 puestos de venta de comida y cerveza, artistas, seguridad, entre otras sorpresas.

El presidente de la Junta de Carnaval Rumba 2017, Omar Montilla, espera que las fiestas de Momo en el distrito puedan ser vistas como un producto turístico y les den presupuesto el próximo año.

Con este apoyo el distrito espera que el Carnaval repunte, pues solo en los años 80 se realizó un desfile, con la participación de comparsas, dirigido por el representante Víctor Torres, expresó Montilla.

Luego en los años 90 solo se hacían culecos y un carro alegórico, que era llevado el Martes de Carnaval a la Cinta Costera.

  • Ocho mil a 10 mil personas diarias esperan los organizadores que asistan a los culecos.