El País | 09/14/17 00:00

Jesús Simmons

jsimons@epasa.com

@jesus06041973

El pasado 8 de septiembre circuló un video en las redes sociales de una señora arrojando basura a un río, que se hizo viral e indignó a miles de panameños.

"Cochina; sanción de 10 mil dólares; que haga trabajo comunitario; rabiblanca, no le harán nada", fueron algunos de los comentarios para la señora.

Prácticamente la crucificaron por lo que hizo, un comportamiento que tienen muchos panameños que arrojan la basura en cualquier parte.

Y es que día a día realizó un recorrido y detectó que en la carretera que lleva hacia el relleno sanitario de Cerro Patacón, hay basura por montones.

Ni hablar de la autopista hacia el puente Centenario, donde había desde sillones hasta tanques llenos de aceite que se derramaban e iban a dar a un río.

En tanto, en Curundú, El Chorrillo, Barraza y San Miguel, la gente arroja a las tinaqueras neveras, colchones, basura que no se puede transportar en los camiones compactadores. Una acción que demuestra la doble moral de algunos panameños, quienes tiran la basura donde mejor les parece.

Eladio Guardia, director de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario AAUD, dijo que los panameños se están disparando en el pie botando la basura en la calle. Agregó que todos tienen que tratar de cooperar para tener una ciudad y un país más limpio.


La vía que conduce al relleno sanitario de Cerro Patacón es un tiradero de todo tipo de basura. En esta calle hay caliche, llantas, neveras, entre otras cosas. Mucha de esta basura la tiran allí para no pagar en Patacón.

A la empresa Revisalud, los usuarios le adeudan $26 millones. En tanto a la AAUD, la morosidad es de unos $63 millones.