ETIQUETAS: Osegi | Minseg | Meduca | drogas | Panamá | bullying
El País | 09/27/17 17:15

 Cuenta con el financiamiento de la Unión Europea.
Cuenta con el financiamiento de la Unión Europea.

Didier Hernán Gil Gil

didier.gil@epasa.com

@periodistagil

Docentes del sistema educativo panameño registrarán y manejarán con mayor propiedad, situaciones de riesgo social que afronten sus alumnos, como "bullying" y el  consumo de drogas.
 
Esto será aplicando las guías que ha elaborado  la Oficina de Seguridad Integral (Osegi) adscrita al Ministerio de Seguridad (Minseg) y el Ministerio de Educación (Meduca). 
 
Este proyecto viene desde febrero pasado y cuenta con el financiamiento de la Unión Europea (UE).
 
Los protocolos o manuales para la detección, atención, referencia y seguimiento de menores en riesgo en escuelas y colegios del país  se encuentran en fase final de ajustes, después de su validación ante entidades de la red interinstitucional de salud, educación, justicia y servicios de protección a la infancia. 
 
Se estima que en esta iniciativa se invertirá unos  $44 mil dólares en el marco del proyecto de Cooperación en Temas de Seguridad con Panamá (Secopa).
 
Según Luz María Córdoba, directora nacional de Servicios Psicoeducativos del Meduca, “la iniciativa surgió por la necesidad de atención y referencia de casos reportados en centros educativos sobre situaciones de riesgo".
 
Añadió que se espera que lo usen maestros, profesores, personal técnico de los gabinetes psicopedagógicos, Departamento de Orientación, comisión de disciplina y en la dirección del ministerio. 
 
También podría extenderse a otras instituciones como la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf); Órgano Judicial, Ministerio de Salud, Caja de Seguro Social, Conapredes, Senafront y la Policía de Niñez y Adolescencia.  
 
Por su parte, el director ejecutivo de la Osegi, Hernán Morales,  explicó que para lograr el diseño de herramientas prácticas y efectivas, se contrató a dos profesionales expertos.
 
Se trata de un especialista en niñez y adolescencia chileno, con amplia y probada experiencia; además de un médico psiquiatra, quienes, en colaboración con colegas de las instituciones participantes en la consultoría, evaluaron los aspectos clínicos psicológicos y el manejo que tradicionalmente se le ha dado a este tipo de situaciones entre la población estudiantil.