El País | 03/20/17 14:30

Restaurante Pizza Brava y Espuma
Foto/Cortesía

Redacción/Web

diaadiapa@epasa.com

@DiaaDiaPa

 
Oscar García, director de la Autoridad del Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), y el defensor del Pueblo, Arturo Castillero Hoyos , acudieron hoy lunes  20 de marzo, para realizar una inspección ocular  al restaurante  Brava Pizza y Espuma, ubicado en Costa del Este, donde se protagonizó un incidente contra 4 jugadores de la selección Sub-17, el pasado viernes.
 
Ambos funcionarios conversaron con Iván Kourany, propietario del restaurante, sobre posible el  acto de racismo contra los jugadores y el  alcance que tendrá la investigación administrativa.  Se le explicó las bases legales bajo las cuales se realiza esta verificación y que tienen derecho a presentar los descargos correspondientes.
 
García reiteró que es intolerable actos de discriminación racial en el país y reafirmó que la  Ley 45 2007 prohíbe la discriminación en contra de consumidores por lo que junto con Defensoría del Pueblo desarrollan acciones sobre el hecho denunciado.
 
Puntualizó que la ley de protección al consumidor establece que tienen que dar un trato equitativo a los clientes.
 
El director de Acodeco resaltó que de confirmarse que hubo discriminación contra estos clientes se podría aplicar una multa de hasta 25 mil dólares.
 
Y es que cuatro jóvenes que integran este equipo fueron humillados al ser sacados del restaurante en un acto de supuesta discriminación.
 
En tanto, los propietarios de Brava Pizza y Espuma notificaron que el gerente fue despedido, y negaron cualquier política discriminatoria en el restaurante. Pidieron disculpan a los ofendidos y al pueblo panameño.