Fama | 07/13/17 00:00

Me he preguntado, ¿cuántos de los que han criticado el manejo mediático y la influencia en redes que ha tenido la chica de la 24 de diciembre, ya fueron a donar al banco de sangre del Seguro Social, en apoyo a tantos pacientes que lo necesitan? ¿O han dicho presente en alguna fundación que requiere de voluntarios para emprender su misión? ¿O dicen aquí estamos para protestar ante lo que consideramos un atraco al país, por actos de corrupción por supuestas irregularidades en las instituciones del Estado?

Y es que, a pesar de que el tema ya cumplió su cuota de atención y exposición, hasta que se realice la fiesta, el próximo sábado, sí es oportuno apuntar algunas cosas.

Primero, no es mentira que es algo a lo que muchos jamás prestaríamos atención y la atención no la obtuvo por el hecho, si no bajo qué circunstancias se dio. Es probable que este tipo de fiestas sea común, pero para muchos se trató de una novedad.

Segundo, la intención de bulear, burlarse u ofender a alguien tuvo el efecto adverso.

Tercero, medios y redes tuvieron una reacción multiplicadora, lo que en la actualidad llamamos tendencia y es en eso en lo que me quiero enfocar.

Nadie, considero yo, con dos dedos de frente haría tanta bulla por algo como esto, pero el efecto influenciador y de reacción masiva de las redes sociales, hace que lo simple se convierta en un fenómeno, tanto así que TODOS caímos en el juego. Cuando digo todos, me refiero específicamente a los agentes comunicadores. Pero esto, ha tenido también sus críticas y oposición, sobre todo contra de los agentes comunicadores, los medios de comunicación y comunicadores, una vez más. Porque cuando algo es malo, los medios son responsables.... Se le dio demasiada exposición? Sí, para mi gusto.

Que eso no edifica en nada, ni envía un mensaje positivo, estamos de acuerdo. Pero aquello del mal ejemplo a la juventud y más de cuatro disparates que me ha tocado escuchar, tampoco. Así como no creo que los gays sean mala influencia para mis hijos, tampoco considero que la forma de expresarse de esta chica sea el margen de ejemplo para mis hijos. Señores, el ejemplo a sus hijos lo dan ustedes, el entorno es un accidente en sus vidas.

Ahora, si a usted lo que menos le interesa es enseñar valores a sus hijos, hablarles de respeto y decencia, entonces sí serán presa fácil de cualquier influencia o patrón de conducta que encuentren en la calle. Así de sencillo.

Nadie ha resaltado que sea positiva la invitación a una fiesta, cobrando la entrada e insinuando que los hombres estén preparados para las mujeres que asistan. Sí lo fue la manera en que se replicó el mensaje, el reconocimiento que adquirió la chica y quiénes reaccionaron. Empresas nacionales y extranjeras, marcas, personalidades y figuras políticas. Ojo, cosa que ocurrió sin ser impulsado por los medios, porque el fenómeno se dio a través de redes sociales. Esa fue la noticia, no fueron los medios tradicionales los que la hicieron famosa, fue la nueva, masiva y extraordinariamente accesible manera de comunicar y comunicarnos.

Ahora toca, en el buen sentido, de su parte aprovechar este golpe de suerte en positivo y esa una capacidad no tan sencilla, porque la fiesta pasará, los seguidores quedan, pero la vida continúa.

Al final, todos seguimos despertando temprano para hacer nuestro trabajo, los medios siguen haciendo su trabajo, las redes siguen siendo manejadas por sus propios dueños y "la polla" seguirá organizando su fiesta de cumpleaños. Al final, cada quien ve, escucha y habla sobre lo que quiere.

#############

"Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz." Benito Juárez