ETIQUETAS: Mauricio Herrerabarría | Oye | Blog | Fashionista | Dizque Late Night | Cuba | muerte | Mcqueenismypapi
Fama | 12/06/17 13:30

Fama

diaadiapa@epasa.com

@diaadiapa

 
¡Película de terror! Mauricio Herrerabarría, presentador del programa “Dizque Late Night”, celebra la vida luego de una trágica experiencia la semana pasada en Cuba
 
Su “blog”,  “Mc Queen is my Papi” fue el escenario perfecto en el que narró con lujos de detalles los instantes de horror que jamás pensó le sucedería en unas vacaciones que tanto deseó.  
 
Aquí les tenemos un pequeño resumen de lo que contó, una historia de supervivencia, garra, coraje, miedo, y también de ingenuidad que casi le cuesta la vida. “Por primera vez tuve ese miedo de no existir, de morir. Y lo digo desde el extremo más humilde de mi ser, nunca antes había experimentado esto...”, escribió. 
 
Esta historia comienza cuando visita El Palacio de la Rumba, un lugar recomendado y donde conoció a varias personas, entre esas, Luis y Marina con quienes entró en confianza. 
 
Luego de compartir,  los tres se fueron caminando y en el trayecto entran a una cafetería, y en un descuido de Mauricio (se estaba orinando) deja sus pertenencias en el mostrador. Al regresar ya no estaban sus acompañantes ni su maletín con documentos y la cámara, o sea le robaron.
 
Mauricio acongojado interpone la denuncia, y recibe poca  ayuda. Decide regresar caminando al lugar donde se hospedaba  y en el camino conoce a una chica llamada Julisa, quien le dice que sabe quien es el padre de Marina y que lo llevaría hasta allá para que le dieran sus pertenencias. Él dudó en ir, y luego accede, y fue cuando lo peor llegó, le hacen otra mala jugada e involucran a otras personas. 
 
Mauricio indefenso lo meten en la parte trasera de un auto en medio de dos hombres y se lo llevan a un destino incierto.  “El carro arranca y yo comienzo a llorar, de nerviosismo, de temor, de impotencia. No podía ser que esta iba a ser la manera en que iba a morir, iba a extrañar tanto correr, sudar, escuchar mi música, leer, ir al museo, abrazar a mis familiares y a mi perrita Venus. Es horrible sentir ese vacío en el estómago, solo deseaba que si me harían daño que fuese rápido, no quería sufrimiento; cada lágrima contaba los minutos y cada minuto era un kilo de cemento sobre mis hombros...”, fue la descripción de ese momento de pánico de Herrerabarria. 
 
A pesar de eso, mantuvo su espíritu de supervivencia, y se lanzó del auto, resultando con dos brechas en la cabeza
 
Al final, el “bloguero” tiene varias reflexiones de lo sucedido, una de esas es, “Perdí mucho pero gané más. Gané segundos, minutos, horas, días y quién quita, muchos años más. Cuba no me cambió la vida, me dio una totalmente nueva”.
 
Más detalles en el "blog" http://www.mcqueenismypapi.com.