Panamá, miércoles 30 de julio del 2014

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Impacto

La transformación de ‘Shakira’

El diario de un travesti. En medio del humo blanquecino que está cubriendo parte de la comunidad de Kuna Nega, el cual emana del vertedero de

0
25 de marzo
00:00
Brenda Ducreux /DIAaDIA /

Salud habla



Existe el riesgo de contraer una enfermedad sexualmente transmisible; algunas de ellas muy graves, si no se protege como debe ser. Igualmente, la falta de higiene en un hotel puede provocar daños al organismo; es por eso por lo que el Ministerio de Salud (Minsa) explicó que cada cierto tiempo entran en estos moteles para verificar que todas las medidas sanitarias se estén llevando con normalidad.

El diario de un travesti. En medio del humo blanquecino que está cubriendo parte de la comunidad de Kuna Nega, el cual emana del vertedero de Cerro Patacón, vive un joven de 26 años que se identifica con el género opuesto a su sexo biológico, quien desea vivir y ser aceptado por la sociedad.

Él le abrió las puertas de su casa al equipo de DIAaDIA para ver cada detalle de su proceso de transformación “trans” que lleva haciendo hace más de cuatro años para conseguir dinero y así poder cuidar y darle comida diaria a su abuelita, quien ha vivido siempre con él. El resultado de su trasformación lo lleva todas las noches a la esquina de la tradicional 4 de Julio, para vender su cuerpo por dinero.

Una vez dentro de su humilde pero acogedor hogar, este joven, quien dice llamarse “Shakira”, por la famosa artista colombiana, buscaba entre la aglomeración de ropa femenina tirada a un lado de la cama en la que descansa cada mañana, tras la jornada nocturna. Sobre una mesita de madera estaba un vestido negro de tela elástica, que agarró inmediatamente; ajustó la puerta para cambiarse lo que tenía puesto por este de noche.

A los 15 minutos, salió de la habitación vestido como mujer y mostrando con sensualidad su lado femenino al modelar en el centro de la sala, quedando a flor de piel ante la mirada de los presentes. Su familia, en medio de sonrisas, parecía disfrutar el espectáculo; mientras una mirada coqueta se mostraba en su rostro, clave y estrategia que utiliza en la popular esquina, según contó.

Al rato, Edilia, madre biológica de “Shakira”, no pudo disimular su tristeza y admitió que no acepta la transformación de su séptimo hijo. Con mirada decaída, expresó que espera algún día que deje esta vida y siga como sus examigos que lo vieron crecer, convertirse en un cristiano y seguir la palabra de Dios. “Estoy segura de que él cambiará, ya que por las mañanas trae CD de música cristiana y comienza a alabar. La mano de Dios está tocando en él”, dijo con esperanza en su corazón.

Cuando DIAaDIA quedó a solas con la señora Edilia, ella, afuera de un balcón improvisado con vista a las otras residencias en medio de la montaña, relató cómo fue la infancia de Ronny Preciado, nombre de pila de su hijo. “Él fue tratado como todo niño, no sé qué hice mal”, dijo. Sacó a relucir que a “Shakira” le gustaba utilizar la ropa de su hermana y burlarse cómo le quedaba. “Se le regañaba, pero sin resultado positivo de parte de él cuando era niño”, concluyó.

Quiere cambiar su vida

El joven, de rasgos indígenas, no dudó en decir que desea tener una vida diferente y ser feliz junto a su pareja y familia; pero sabe que por su apariencia no será fácil conseguir un trabajo decente. “No nos dan oportunidad en Panamá de tener un trabajo honrado. Nos discriminan”, explicó.

Aunque Preciado está seguro de que su vida será diferente algún día, ya que espera tener un trabajo estable que no lo obligue a seguir vendiendo su cuerpo, ahorra dinero para modificar las características sexuales externas que no se corresponden con el género con el que se siente identificado. Indicó que la cirugía de reconstrucción genital le podría salir en 3,000 dólares.

Aunque en las ganancias le va muy bien, dijo sentirse triste porque algunos maleantes cuando lo ven enseguida lo “apambinchan” y le roban la cartera. Asegura que lleva más tiempo en la cárcel que en las calles, pues la Policía se lo lleva cada vez que lo ven deambulando por la Avenida de los Mártires.

“No me dejan hacer el trabajo como se debe, siempre me maltratan y me ponen a limpiar las celdas. Me tratan como basura cada vez que tienen oportunidad”, dijo el afeminado.

En una esquina de la parada cerca de su casa en Kuna Nega, “Shakira” estaba a la espera de un transporte; en esta ocasión llevaba puesto un traje ajustado con diseños floreados. DIAaDIA la recogió para profundizar más en su vida y el oficio que realiza. Al subir al auto, se notó de inmediato su mirada trasnochada y su maquillaje deteriorado a causa de la humedad que recorría su rostro. Esta vez, sin muchos ánimos para hablar, aseguró que todas las noches lo persiguen.

Pasaron unos minutos cuando se le cuestionó sobre los precios de su servicio. Sostuvo que estos dependen de la imagen de las personas; si es muy adinerado la noche le saldría en $150, pero si es del patio, la suma sería $25 la hora. Él está consciente de que debe llevar en su bolso preservativos y lubricante para cuidar su salud de cualquier enfermedad.

Siendo las ocho de la noche, DIAaDIA observó en cada rincón de la popular 4 de Julio hombres disfrazados de mujer que podían confundir hasta al más varonil.

Parada en un callejón oscuro, una travesti cargaba un diminuto vestido; se le podía notar sus senos agrandados y nalgas bien pronunciadas. A las 8:13 de la noche un auto color blanco tipo Toyota rondaba el lugar; en la segunda vuelta que hizo, bajó el vidrio, ocasión que aprovechó el travesti para explicarle con señas de cuánto sería el precio. El cliente mostraba la impresión que era hombre de familia, pero nadie sabrá su secreto en cuanto a su preferencia sexual, porque todo lo que pasa en la 4 de Julio y los moteles del área queda guardado en el interior de sus paredes.

El tiempo corría y los clientes estaban pasando. “Shakira” se despidió de DIAaDIA, bajó del auto y caminó hacia donde estaban sus compañeras de oficio; allá iba ella, perdiéndose en la oscuridad en busca del primer cliente de la noche.

Tu voto:
starstarstarstarstarstarstarstarstarstar 0 Votos
Compartir:
Comentarios
Tu opinión
Nombre:
Comentario:

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.