Relax | 06/13/17 00:00

Yanelis Domínguez

yanelis.dominguez@epasa.com

@YanelisDD

Llegó la época de lluvias y muchas personas deben considerar comprar su paraguas, pero aunque todos deben cuidarse, hay grupos que deben hacerlo el doble, aquí te explicamos por qué.

Aún llevando un control adecuado de su enfermedad, una persona con diabetes, tipo 1 o tipo 2, corre un alto riesgo de sufrir complicaciones graves si se contagia con el virus de influenza.

La influenza es una enfermedad viral altamente contagiosa que se transmite con facilidad de una persona a otra a través de pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos.

Este virus suele propagarse rápidamente en forma de epidemias estacionales.

Según datos del Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos CDC, por su siglas en inglés, la influenza podría desencadenar en las personas con diabetes, complicaciones que van desde infecciones en los senos nasales y oídos, hasta otros graves como neumonía, bronquitis e incluso la muerte.

De acuerdo con el Dr. Néstor Sosa, especialista en enfermedades infecciosas, el virus de la influenza tiene la capacidad de descompensar enfermedades crónicas, como la diabetes.

"Las infecciones como la influenza generan un estrés en el cuerpo del paciente que puede causar la descompensación de su diabetes. El paciente diabético con influenza no sólo puede tener complicaciones respiratorias graves, sino que la pérdida de control de la diabetes lo pueden llevar a requerir hospitalizaciones y tratamientos médicos adicionales", comentó el médico.

Un estudio realizado en Canadá, durante la pandemia de influenza de 2009, reveló que los diabéticos tienen tres veces más riesgo de ser hospitalizados que el resto de los pacientes.