Relax | 06/09/17 00:00

Foto: Ilustrativa

Yanelis Domínguez

yanelis.dominguez@epasa.com

@YanelisDD

La manera en la que te vistes para diferentes conciertos dependerá no solo del género musical sino también de tu disposición para disfrutarlo. Sea cual sea el género lo importante siempre es pensar en la comodidad.

Diferentes tendencias de moda son populares en los conciertos de pop, metal, rock, hip hop, country y en los festivales al aire libre.

Pero aunque todos no guarden relación con el tipo de música, Gloria Contreras, diseñadora de ropa y bisutería a menor escala, nos comenta que siempre lo principal es estar cómoda.

"Siempre la gente tiene la idea de verse radiante, porque si es su artista favorito, cree que algún momento podrían cruzarse las miradas y hacer clic, pero esto es muy lejano a la realidad, por lo tanto, asegura que no se debe abusar ni del maquillaje ni de los accesorios.

Otro consejo es olvidar los zapatos de bailarina nocturna, pues eso solo va a cansar tus pies y desgastarte, ahora en el mercado hay zapatos para la noche con toques brillantes que te harían lucir bien.

Lo sexy siempre es la tendencia, pero nadie quiere quedar semidesnuda en medio del concierto, así que siempre lleva una camiseta extra o una ropa que no exponga tanto tu cuerpo.

Para las piernas, una buena elección serían unos pantalones más bien anchos y ligeros, ya que unos muy ceñidos o apretados pueden acabar siendo agobiantes en esas situaciones, sobre todo si hace calor y estamos rodeados de mucha gente. Por ejemplo, una buena opción muy cómoda serían los llamados pantalones anchos de tiro muy bajo, tan de moda últimamente. A poder ser, de algódón, lycra o tejidos similares en cuanto a comodidad y frescura. Unos anchos de rayas y colorines estilo "hippie" son muy apropiados y encajan en casi cualquier concierto.

Respecto a las chanclas o chancletas, aunque es cierto que son bastante fresquitas, también es cierto que acabarás recibiendo 200 pisotones por minuto, de modo que mejor evitarlas también, así que elimina la idea de llevarlas puestas.

Al final tú decides cómo ir, pero ten presente todos estos consejos para no pasar un mal rato, cuando debe ser lo contrario.