Tierra Adentro | 08/29/17 07:30

Foto ilustrativa

Elena Valdez

diaadiapa@epasa.com

@diaadiapa

La falta de pintura, filtraciones en las paredes, goteras, mal sistema eléctrico y palomas con su excrementos en la torre son solo algunos de los problemas que enfrenta la Iglesia histórica de Natá de Los Caballeros y a pesar de las peticiones, se cae por pedazos y  exigen la presencia de autoridades de patrimonio histórico.
 
La iglesia católica y la comunidad piden al presidente de la República, Juan Carlos Varela  porque se preparan para la Jornada Mundial de La Juventud y tienen la esperanza de que el Papa Francisco los visite en el 2019.
 
El Padre Esaud Estrada, párroco  de Natá señaló que no es posible que esta joya colonial se encuentre en este estado en donde llueve más adentro que afuera y esto la deteriora cada día y es por lo que claman ayuda de Patrimonio Histórico. 
 
Por su parte el presidente de la pastoral juvenil de Natá,  Héctor Ramos dijo que el mandatario de la Republica los visita todos los años y les ha prometido ayuda, pero la Iglesia está cada día peor y las palomas han deteriorado toda el área y pintura, además las lluvias poco a poco acaban con las imágenes que se mojan al igual que la madera.