Titin | 12/18/17 00:00

Redacción

diaadiapa@epasa.com

@diaadiapa

Desde el 2009 que inició esta columna lo publiqué y siete Teletones después, nada cambió, aunque sí empeoró.

El show de la Teletón 20-30 quedó obsoleto como propuesta para televisión. Los años de emoción, expectativa por llegar a la meta, de artistas internacionales que enloquecían a presentes o televidentes y de motivadores que realmente invitaban a la solidaridad, se acabaron.

Ahora, lo siento, pero cualquiera que grita y se hace llamar "cantante" y se cree "artista" pisa el escenario de Teletón, aunque no tenga nada de talento. Gente con shows muy pobres, otros mediocres y la mayoría doblando, ¡ni siquiera cantando en directo! son los que ahora se suben al escenario. Inclusive algunos queriendo usar el escenario Teletón y su noble causa, para denigrar a otros en nombre de "su música".

Cualquiera que sale en un show de televisión ripi-ripi o hace payasadas en redes sociales lo asignan como motivador y el resultado es un montón de gente gris que no invita a nada, que no emociona a nadie, en resumen, que no sirven para ello.

Algunos podrán ser muy buenos enseñando nalgas o músculos en televisión. Otros ventilando sus amoríos en shows. Otras podrán ser muy lindas como reinas. Otros generando polémicas a cuadro, en redes sociales o en la radio, inclusive podrán ser muy buenos en lo que ellos consideran su talento, pero como motivadores muchos, no sirven, lean bien, no sirven, por muy buena intención que tengan, cosa que no dudo. Y si en un show donde tienes que apalear a la emoción, donde tienes que motivar a quien te sintoniza a donar, los encargados de ello no sirven para eso, la cosa está muy muy jodida.

Si a todo eso le sumamos un show que más parece un abominable espectáculo de relaciones públicas y egocentrismo de empresas, politiqueros, entidades públicas y seudo talentos de televisión, redes o radio, estamos ante un desgaste terrible de una propuesta y marca Teletón que por muy buen fin que tenga, como show televisivo ya no sirve. Punto.

Los organizadores de Teletón tienen que hacer algo, con urgencia, para salir de esta Valium de 27 horas ininterrumpidas que no tuvo un solo momento de emotividad que enloqueciera ni a presentes ni a la audiencia que los sintonizaba. ¡Ninguno! Es más, el mejor ejemplo del desgaste del show, son las tomas del teatro –en horarios importantes- con montones de espacios vacíos, cuando antes los boletos para Teletón eran peleados. Si eso no invita a los 20-30 a una reflexión de lo que ofrecen como show que ojo, va de la mano con la recaudación, quedaremos ante 27 horas de burdas relaciones públicas de empresas y marcas, de más nada. ¡Cuidado!

Yo aplaudo que hayan llegado a la meta y la hayan superado, pero si no hacen algo con esta propuesta, el desgaste del show hará que menos gente crea y por ende deje de aportar porque todo es predecible, todo está cuadrado, todo es pan de lo mismo, sin sorpresas ni sorprendidos. Tampoco es un tema del canal productor, es un tema de contenido, de reinventarse sin perder su esencia.

Ahora, a diferencia de un montón de gente que critica sin compasión al Club 20-30 en redes sociales y los acusa de poco transparentes, yo les critico el mediocre show que ofrecen año tras año, pero defiendo sus obras, porque ahí están. Gústele a quien le guste, los obras, los centros de atención, las mejores a los espacios de salud, están y son gracias a lo recaudado por las Teletones, ese no es, para mí, el problema. Como ciudadano, lo aplaudo. Como crítico de televisión, no puedo.

Las teletones de otros países están siempre en dudas. Solo entre a google y verá como en países donde se realizan hay inclusive campañas en redes sociales contra ellas acusándolas de poco transparentes, de falta de credibilidad y un montón de cosas que solo son calladas con los hechos: las obras. La mejora en la calidad de vida de un montón de gente.

Y es que solo los familiares de los que se ven beneficiados con los proyectos, saben la importancia de los mismos y precisamente por eso es necesario que el show se reinvente: para no perjudicar a tanta gente que se ayuda y se ve beneficiada en los centros y mejoras en calidad de vida de niños. Solo reinventándose, harán que las audiencias crean en él y por ende en sus organizadores.

La propuesta televisiva de Teletón lleva 32 años siendo la misma. Sin innovación, cada vez con menos artistas internacionales, pero también es cierto que cada vez hay más "artistas" nacionales muy populares que llena esos espacios. Son 27 horas iguales. Ni siquiera cambian las tandas para uno sentir un cambio. Policías en la mañana, musica urbana de madrugada, internacionales en prime time, el resto; relleno.

Invito a los 20-30 a un análisis crudo y sin los egos que caracterizan a muchos de sus integrantes a analizar lo que ofrecen como show porque es muy malo. Punto. A analizar como conscientes o inconscientemente, con tal de llegar a su meta, se prestan para que algunos, en nombre de la solidaridad, hagan politiquería barata, usen el show para denigrar o limpien imagen. Les sugiero hagan un teletón de ideas, quizá así alcancen la nueva meta: reinventarse.


El show de la Teletón 20-30 quedó obsoleto como propuesta para televisión.