Titin | 10/27/17 06:45

Redacción web

diaadiapa@epasa.com

@diaadiapa

No hay duda de que el gran problema que tiene Tu Cara Me Suena, show estelar de TVN, no es de talentos en escenario, tampoco es de contenido familiar. El problema son los del área de caracterización que por mucho que los críticos los feliciten –para quedar bien-, en su mayoría sus creaciones están abismalmente lejanos a parecerse a los artistas que dicen crear y, entonces, lo que la audiencia queda viendo es una muy mala parodia de los famosos. Si fueran buenas, no generarían tantos "memes".  Las caracterizaciones, por ejemplo del miércoles, fueron abominables, terriblemente horrendas, que me quedé con la duda de si era una gala por Halloween o un homenaje al desfile de zombis de calle Uruguay.
 
 Por un lado, Gaby Garrido más se parecía a una mezcla del cuerpo de Bob Esponja con la cara de Ñoño que a Tito Nieves. José Manuel Arispe más se parecía a Ingrid de Ycaza con una mezcla de Lucía Méndez, después de sus 500 operaciones, que a Thalía; Manuel Araúz más se parecía, físicamente en su interpretación, a la reina del Carnaval gay o a uno de los del grillo de Calle Abajo de Las Tablas que a Celine Dion, por mencionar a algunos. Puedo mencionar muchos más y me saldría para un libro de las caracterizaciones más mal hechas de la televisión.
 
  Si un show de caracterización tiene fallas precisamente en la creación de los personajes que presentarán, por mucho que los talentos en escena hagan el mejor esfuerzo, no se verá bien, no conectará, no generará empatía y sí mucha burla, no diversión.
 
Si a eso se le suma la parcialidad de algunos jurados hacia ciertos participantes, como el caso del Sr. Robinson con su pupilo José Manuel Arispe; el fetiche que parece tienen al calificar los críticos masculinos con los participantes varones que tienen que interpretar a artistas femeninas o el que siempre, mágicamente, se le califica mejor a los varones que el dizque pulsador le asigna interpretar a mujeres, entonces, el resultado como producción es terrible en esta temporada, aunque reitero, como un todo, sigue siendo un show que se puede ver en familia.  Un show sano.
 
O producción TVN corrige esos errores de caracterización y los jurados califican arte y talento o esta temporada por mucho que obtengan buenos puntos de ratings, seguirá perdiendo la fuerza en impacto y así mismo la marca-pantalla. ¡Hagan bien su trabajo!
 
¿El caso 
 
Top Chef?
 
Para nadie es un secreto que soy el defensor #1 de Top Chef Panamá por eso quedé patidifuso con la noticia sobre uno de los exparticipantes de ese show implicado y condenado por un acto delictivo. 
 
Yo he recibido varias comunicaciones en contra de Telemetro, pidiéndome los acabe, porque un exparticipante del show cometió un delito.  ¿Cuál es la responsabilidad de pantalla 13 en eso? ¡Ninguna! ¿Cuál es la responsabilidad de Top Chef en eso? ¡Ninguna! Si estuviera el show al aire y el participante comete el delito y sigue en el programa, obvio que Telemetro estaría enviando un terrible mensaje, y yo acabándolos.  Yo no soy quién para juzgar a nadie a título personal, yo hago crítica de lo que sale en televisión o en medios, del trabajo a cuadro de talentos.  No escribo sobre las personas. 
 
Por favor, seamos justos y no le endosemos a una producción tan limpia y buena como Top Chef, por cierto, la mejor en años que hemos visto en televisión nacional, un problema que es personal de un exparticipante.  Tratar de atacar o enlodar un producto que nos debe llenar de orgullo a los que queremos una mejor televisión es sucio.
 
Y ya que estoy con el canal de la 12 de Octubre,   ¿cómo es eso que de un participante de Calle 7 –dizque- se filtraron fotos XXX y sigue en el show? ¿Hace unos meses no expulsaron a una pareja de participantes por unas fotos artísticas “dizque” por vulgares, porque eso no iba acorde a los códigos éticos de Calle 7 y con este participante que se –dizque- filtraron fotos solo está “suspendido y en análisis de la producción su continuidad” en el show? 
 
Eso tiene varias explicaciones: la doble moral de la producción de Calle 7 y pantalla Telemetro y, por supuesto, más show dentro del show. 
 
No conforme con esto, se salen con esa historieta de amor y desamor entre dos participantes: la china y el español.  Ambos con cara de “fotonovelas” y tiros de cámaras por parte de la producción para captar el “dolor”.  Yo había visto en una producción cosas ridículas, patéticas y esto. Culebrón lacrimógeno. 
 
Dicen que la competencia es de verdad... parece que los desnudos y el show también. ¡Muy burdo todo!