El timonel Gerardo Martino recalcó que su plantel se encuentra saludable y aseguró que el partido de hoy ante el Milan será difícil. Foto: AP
Por:
|
Lunes 21 de octubre de 2013 09:43 PM
Barcelona / EFE

Con sus mejores hombres, el Barcelona tiene hoy, a partir de la 1:45 p.m., en Milán una gran oportunidad para sentenciar su grupo de clasificación a las primeras de cambio, algo que conseguirá si logra la victoria ante el equipo lombardo.

Los azulgranas suman dos victorias tras dos partidos y tienen dos puntos más que el Milan, un nuevo triunfo les abriría las puertas de la primera plaza al término de la primera vuelta de la competición.

Será el primer partido en una semana grande para el equipo de “Tata” Martino. Primero el Milan y después el Real Madrid.

En un caso o en otro, el Barça tiene únicamente la baja de Jordi Alba. El resto del equipo está disponible. Está Leo Messi, Carles Puyol, Javier Mascherano está de vuelta.

“Esta semana jugamos con dos rivales muy tradicionales (Milan y Real Madrid), rivales de mucho peso en Europa, pero también sentía mucha responsabilidad en los partidos anteriores y me parece que el año se va forjando desde el primer partido”, recordó Martino.

“Tata” Martino augura para hoy un partido “muy difícil”, después de haber firmado en Pamplona “una buena actuación sin triunfo”, lo cual, según cree, avala el trabajo hasta ahora.

El entrenador argentino no cree que estos dos próximos partidos puedan marcar la temporada. “Esta es una semana de partidos importantes, pero no es determinante. La temporada es larga. Lo tomaremos como una semana contra rivales tradicionales”, dijo.

Con vistas al encuentro de hoy, Martino consideró que su equipo tiene que evitar los contragolpes, “algo fundamental cuando juegas contra un equipo italiano”, y cree que si el Barça saca un resultado positivo, prácticamente habrá logrado su pase a octavos de final.

En cuanto a la posibilidad de que juegue el atacante Mario Balotelli, puesto que entró en una lista de convocados formada por 20 futbolistas, el técnico del Barça dijo que “cuando las estrellas no juegan es malo para el público y bueno para el adversario”.

No dejes de leer