Por:
-
| |
Domingo 05 de octubre de 2014 09:17 AM

El defensor del Chorrillo FC Richard Dixon trajo a su mente aquel momento que marcó su pasión por el fútbol.

“En el barrio de San Joaquín se juega fútbol en cualquier rincón, y recuerdo cuando mi papá (Ernesto Dixon) me regaló un balón cuando tenía cinco años, desde entonces amo el fútbol”, manifestó Dixon.

Este zaguero que agregó que lo más difícil de ser futbolista es mantener la consistencia y que aún hay una meta por lograr.

“Mantenerse en el fútbol con el pasar del tiempo es difícil. Anhelo salir a jugar al extranjero, he logrado hacer mi nombre en Panamá, pero gustaría jugar en otro país”, sostuvo.

No dejes de leer