El nuevo Toco Castillo contará con una cancha de fútbol de grama sintética, con dimensiones de 105 metros de largo y 68 de ancho, avaladas por la FIFA
Foto ilustrativa de los trabajos.
Foto ilustrativa de los trabajos.
ETIQUETAS:
Por: Redacción web
[email protected] | @diaadiapa
Jueves 11 de enero de 2018 02:00 PM
Este jueves 11 de enero arrancaron los trabajos de la primera fase de la demolición para la construcción del nuevo estadio Aristocles “Toco” Castillo, ubicado en la Ciudad de Santiago, provincia de Veragüas. 
 
Maquinarias y personal de la empresa Barnaros Turf, a cargo de los trabajos, iniciaron el proceso al remover parte de la vieja grama sintética, limpieza y nivelación del terreno.
 
Iniciamos con la remoción de tierra, limpieza y a quitar parte de la grama sintética vieja, trabajo que puede durarnos unas dos semanas, luego de eso, de inmediato comenzaremos a marcar los puntos de construcción”, afirmó Gabriel Barnett, gerente general de la empresa constructora.
 
Ver más: Tremendo susto se llevaron dos conductores en Juan Díaz de Antón
 
“Luego de coordinar con la empresa constructora, debo anunciar con placer que hoy iniciamos la construcción del nuevo Toco Castillo, coliseo anhelado por todo Veraguas, tendrán un completo y maravilloso estadio”, confirmó Mario Pérez, director general del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes).
 
De acuerdo a las especificaciones técnicas el nuevo Toco Castillo contará con una cancha de fútbol de grama sintética, con dimensiones de 105 metros de largo y 68 de ancho, avaladas por la FIFA, lo que permitirá la celebración de partidos de alto nivel, tanto nacionales e internacionales.
 
La nueva construcción incluye gradas prefabricadas techadas y con butacas con capacidad para 3 mil aficionados y en la parte superior de estas facilidades la ubicación de palcos VIP y las cabinas de transmisión y en la parte inferior vestidores, dormitorios, oficinas administrativas, para árbitros, taquillas, enfermería, sala de reuniones, depósitos y cuarto de limpieza.
No dejes de leer