Chiriquí, un campeón que se fortaleció entre el amor y el odio

03/5/18 - 06:00 AM / Deportes

La novena de Chiriquí en su celebración en el estadio Rod Carew./Anayansi Gamez

Las motivaciones detrás del éxito de la novena de Chiriquí en el Campeonato Nacional de Béisbol Mayor son muchas, pero entre risas el director técnico del equipo, José Murillo III, confesó que una de ellas es el amor y odio que algunos fanáticos le tienen al equipo.

¿Ese sentimiento de que muchos seguidores del béisbol desean que Chiriquí pierda con quién sea que esté jugando, en algún momento los afecta o los alienta? Fue la pregunta que le hizo este medio a Murillo, quien sin pensarlo dos veces respondió: "Es curioso porque en realidad es así, las personas dicen eso. Por supuesto que nos alienta, nos da un 'plus', nos lleva a buscar ser los mejores, a dar todo, a ganar".

El director de los actuales campeones de la pelota panameña, que vencieron a Bocas del Toro el martes en el sexto juego de la serie final por marcador de 4-1, no solo confesó esto, sino que también dijo que otro de los pilares del triunfo fueron las enseñanzas que su abuelo paterno le heredó.

VER TAMBIÉN: 'El Sensacional' no superó su prueba en Tailandia

"Mi abuelo (q.e.p.d.) fue quien me inculcó esto del deporte, me llevaba a los juegos, porque mi papá trabajaba, y siempre me alentaba a dar lo mejor, era exigente, no se conformaba, entonces eso lo aplico. De igual forma mi padre es quien me enseña y me orienta en muchas cosas en el campo de juego", explicó.

Murillo III, además, manifestó que en la última charla previa al duelo ante los "tortugueros" se limitó a decir que "no había otra oportunidad, que había que ganar o ganar".

"No pensábamos que había otra manera, había que ganar", apuntó.

Chiriquí anotó 4 carreras, conectó 7 inatrapables, cometió dos errores en el campo de juego. Mientras que por Bocas del Toro anotó una carrera, conectó 8 imparables y tuvo dos errores en el choque.

VER TAMBIÉN: Zidane, primer técnico que alcanza tres finales seguidas desde Lippi

 


Con una excelente salida de Ernesto Silva y el cierre magistral del relevó venezolano Luis Bastardo los chiricanos superaron 4-1 a la novena de Bocas del Toro en el partido que se jugó en el estadio Rod Carew.

Los chiricanos madrugaron al zurdo dominicano Esmelvin Jiménez, que se paseó imbatible en la serie regular y semifinal, pero que no pudo hacer el trabajo en la final, anotándole 3 carreras en el primer episodio, y aseguraron el partido en el quinto capítulo.

Los "tortugueros" respondieron con una carrera en la parte baja de la cuarta entrada.

4-1


fue el marcador final del juego.

4-2


quedó la serie final del torneo.

2


errores cometió la novena de Murillo III.

 

Así se coronó Chiriquí Campeón del #BéisbolMayor 2018. pic.twitter.com/WGmdJHkXiB

— Fedebeis Panamá (@FedebeisOficial) 2 de mayo de 2018