Por:
-
| |
Domingo 13 de octubre de 2013 10:24 PM
/

La disciplina, el deporte y Dios son partes fundamentales en el club Deportivo Vista Alegre.

Los futbolistas que conforman este onceno han mostrado un gran cambio con el pasar de los días, señaló el presidente del club, Leovaldo Surita, quien hace dos semanas cambió de cargo, luego de ser el timonel.

“Ya no son los mismos, han cambiado para bien y nos da mucha alegría que esos muchachos, que pudieron haber terminado en el cementerio, ahora sean grandes futbolistas y hombres de bien”, expresó Surita.

Este evangelizador, que lleva 22 años de ser pastor de la Catedral de Adoración, ubicada en El Tecal de Vacamonte, considera que los jugadores necesitan un modelo en el equipo y quién más que la que proviene del técnico.

“La juventud necesita modelos, si los que los entrenamos tenemos principios y valores cristianos para ellos, valoran más lo que ven y escuchan”.

La decisión de recibir la palabra de Dios, de acatar los consejos y exponer sus problemas con el objetivo de buscar una solución depende de cada futbolista como lo señala Surita, “podemos inspirarlos, pero no obligarlos”.

El Deportivo Vista Alegre que medita la palabra de Dios, previo y después de cada entrenamiento o partido, se considera como un equipo para Jehová.

El trabajo de este pastor busca trascender, porque intenta ayudar a la niñez y a la juventud panameña, llevando el deporte al barrio de Vista Alegre.

Surita señaló que se trata de un trabajo mancomunado con la Iglesia y la junta comunal del lugar, con el cual se busca formar a hombres de bien mediante el deporte y otras disciplinas.

Para finalizar, expresó lo siguiente: “en el nombre de Dios declaro que alguno de mis jugadores llegará a jugar en la selección de Panamá”.

No dejes de leer