El centrocampista panameño fue fichado recientemente por del Dinamo de Bucarest (Rumania).

Guerra verbal entre Armando Cooper y Frank Kudelka

Armando Cooper será compañero del arquero Jaime Penedo./Twitter
Armando Cooper será compañero del arquero Jaime Penedo./Twitter
ETIQUETAS:
| | | | |
Por: Redacción
[email protected] | @DiaaDiaPa
Jueves 30 de agosto de 2018 12:00 AM

 

Armando Cooper, quien fue fichado recientemente por del Dinamo de Bucarest (Rumania) -donde jugará con su compatriota Jaime Penedo- , confesó sentir que le faltaron el respeto durante sus días como jugador de la Universidad de Chile.

 

El centrocampista, quien pasó siete meses en la U y solo vio acción en tres partidos, dijo que "sentía que Frank Kudelka entrenador del equipo cada día me faltaba el respeto".

 

El internacional panameño dejó el onceno del país sudamericano, tras disputar únicamente 111 minutos.

 

VER TAMBIÉN: Una nueva lesión retrasa la reaparición de Alberto 'Negritillo' Quintero en Perú

 

Además, Cooper, quien jugó con la selección de Panamá en Rusia 2018, expresó que había pensado dejar el club chileno antes del Mundial, ya que el entonces técnico, el argentino Ángel Guillermo Hoyos, que había pedido su fichaje, tampoco lo tomaba en cuenta.

 

"Lo pensé antes del Mundial, pero durante el Mundial, el actual técnico Kudelka habló de mí y lo hizo de buena forma", señaló.

 

"Sin embargo, al llegar, casi ni me tomaba en cuenta en los entrenamientos, como si me estuviese pasando la cuenta. Sentía que cada día me faltaba el respeto", remarcó el futbolista, de 30 años.

Kudelka respondió ayer al istmeño, argumentando que si no convocar a un jugador es ser "irrespetuso", entonces él lo es.

 

"He tenido jugadores que no están conformes, pero vienen de frente, y no dicen las cosas después cuando se van", expresó.

 

VER TAMBIÉN: Édgar Yoel Bárcenas no estará con Panamá para el amistoso ante Venezuela

 


Jugará ahora en Rumania.

Cuando tengo que decir algo que no me gusta lo digo de frente.

30


años tiene el centrocampista.

Me voy en deuda porque no jugué nada. Las ganas que tenía de jugar y ayudar al grupo eran más grande que este mundo.

 

No dejes de leer