La curiosa 'manito' de 'Manotas'

05/7/18 - 12:00 AM / Deportes

Luis "Manotas" Mejía/Anayansi Gamez

Luis "Manotas" Mejía es un hombre que a simple vista puede llamar la atención gracias a su altura o quizás por sus tatuajes, en especial uno que tiene ubicado en su rostro.

Entre risas, el arquero panameño confesó que no tuvo un motivo especial para tatuarse en la cara, cerca del ojo derecho, una pequeña mano haciendo el famoso símbolo de paz y que, en ocasiones, no entiende por qué pago por aquello.

"Me lo hice porque estaba aburrido", dijo el portero del Nacional de Uruguay. "Con el tiempo empecé a arrepentirme. Me lo hice muy joven, como a los 20 o 21 años, en Uruguay. La 'manito' la vi y dije: 'me lo voy a hacer' y ya, ahí está", explicó.

"No sé si es que me arrepiento como tal, pero sí con el tiempo me empecé a preguntar: '¿para qué me hice este tatuaje en la cara?', entonces, nada, tampoco es que me vuelvo loco por sacármelo, ya quedó ahí y no tengo problemas", confesó.

VER TAMBIÉN: Cooper, sobre la charla 'El Bolillo'-Southgate: 'Él no sabe hablar inglés...'

Sobre sus otros artes en la piel, Mejía expresó que "no es que tengan un significado especial como tal, tengo uno en honor a mi madre, a mi padre, pero todos los demás los hice por hacer, porque me gustaban".

Además, el guardameta de 27 años habló sobre el leve acento uruguayo que ha adoptado, por lo que en ocasiones sus familiares y amigos más cercanos lo "joden".

"El acento uruguayo risas... es normal que lo tenga porque prácticamente es poco el tiempo que estoy en Panamá, considero que el panameño no tiene un acento definido, como lo tienen otros países, así que se me pegó, hablo con puros uruguayos, así que lo veo normal, pero mi familia y amigos a veces me joden un poco por eso", manifestó.

"Manotas" ya tiene 10 años residiendo en el país suramericano, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera como futbolista profesional.

En el último semestre del balompié charrúa, Mejía consiguió ganar dos títulos con el Nacional.

VER TAMBIÉN: El recibimiento de la selección de Panamá, tras Rusia 2018, generó 'envidia'

 


del portero panameño.

27


años tiene el arquero.

Con el tiempo me empecé a preguntar: '¿para qué me hice este tatuaje?'...

Dicen que me ven y a veces me ven muy serio, que soy un amargado, que no tengo gracia, pero no soy así, me gusta hablar bastante y también observar mucho. Obviamente con mis amigos tengo mas afinidad y me suelto un poco más.

2007


fue su debut como profesional.

10


años lleva viviendo en Uruguay.

 

#Pretemporada@adidasfootballpic.twitter.com/NnGd9c1zwC

— Luis Mejia (@luismanotamejia) 28 de junio de 2018