Burton jugó a nivel colegial en Florida, donde completó 11 de 17 pases para 103 yardas, pero nunca hizo un envío de anotación.
Foto ilustrativa
Foto ilustrativa
ETIQUETAS:
Por:
Minneápolis/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 05 de febrero de 2018 08:30 AM
La gran victoria conseguida por los Eagles de Filadeldia por 41-33 ante los Patriots de Nueva Inglaterra en la edición 52 del Super Bowl dejó "frustraciones" y falló en los pronósticos, pero también a nuevas marcas que fueron igualadas o superadas, sin que todas fuesen positivas.
 
Pero si hubo una figura en el partido que se disputó en el U.S. Bank Stadium de Minneápolis, ante una asistencia oficial de 67.612 espectadores, un 93 por ciento de la capacidad de su aforo, que es de 73.000, fue el mariscal de campo reserva, el tejano Nick Foles, que pasó del ostracismo durante la temporada regular a ser el ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP).
 
Algo que nadie antes en su posición había conseguido y además desde el primer cuarto ya estableció la marca del pase más largo de anotación de los Eagles dado en un Super Bowl, que fue de 34 yardas, y se lo puso al receptor abierto Alshon Jeffery.
 
También fue el tercer pase de touchdown más largo permitido por los Patriots en un Super Bowl en la era del abridor estelar Tom Brady y el entrenador en jefe Bill Belichick.
 
Foles también hizo historia al convertirse en el primer mariscal de campo en lanzar y atrapar al menos un pase de touchdown en un Super Bowl.
 
El mariscal de campo, de Austin (Texas), atrapó un pase del ala cerrada Trey Burton con 38 segundos por jugar en la primera mitad.
 
 
Burton jugó a nivel colegial en Florida, donde completó 11 de 17 pases para 103 yardas, pero nunca hizo un envío de anotación.
 
También, sólo hubo una captura, de Burton que provocó un balón suelto de Brady, empatando con la menor cantidad en la historia del Super Bowl.
 
En la segunda mitad, Brady se conectó con el ala cerrada Rob Gronkowski dos veces para touchdown, empatando a Joe Montana y Jerry Rice (12) como la pareja de mariscal-receptor con más anotaciones en la historia de la fase final.
 
Brady se convirtió en el primer mariscal de campo en la historia del Super Bowl que supera las 400 yardas aéreas antes del último cuarto y es el primero que supera esa marca en dos ocasiones.
 
Desafortunadamente para Brady, quien terminó con 505 yardas aéreas, es el primer mariscal de campo de la historia que pierde un partido tras superas las 500 yardas aéreas, lanzar tres pases de touchdown sin interceptaciones en un partido de la NFL.
 
Las 1.151 yardas totales que generaron las dos ofensivas por aire y por tierra son la mayor cantidad en un partido en toda la historia de la NFL, temporada regular y playoffs.
 
Mientras que las 874 yardas aéreas combinadas fueron la mayor cantidad en un partido de playoffs de la NFL, incluidas las 505 de Brady, que también fue nueva marca.
 
Por la ofensiva terrestre, el corredor James White, de los Patriots, anotó su cuarto touchdown en un Super Bowl, empatado con la tercera mayor cantidad de todos los tiempos, detrás de los legendarios Rice (ocho) y Emmitt Smith (cinco).
 
White está empatado con Roger Craig, John Elway, Franco Harris y Thurman Thomas.
 
El corredor Corey Clement se unió a Torry Holt (Super Bowl XXXIV) como los únicos novatos en sumar 100 yardas recibidas y una recepción de anotación en la historia del Super Bowl.
Clement es el primer novato no reclutado en el sorteo universitario de la NFL en conseguirlo.
 
Los 74 puntos anotados son la segunda mayor cantidad en la historia del Super Bowl, uno menos que el triunfo de los 49ers de San Francisco ante los Chargers de San Diego (49-26), en el Super Bowl XXIX y los Patriots se convierten en el equipo perdedor del Super Bowl que más puntos anota en el partido, superando a los 49ers (SB XLVII) y Dallas Cowboys (XIII) que tuvieron 31 puntos cada uno.
 
Los pateadores también escribieron sus nombres en los libros de historia del Super Bowl.
 
Tras la anotación de Jeffery, el pateador de los Eagles, Jake Elliott, falló el punto extra posterior, convirtiéndose en el primero en fallar un punto extra desde Mike Cofer, de los 49ers, en el Super Bowl XXIV tras la temporada de 1989.
 
Más tarde, Stephen Gostkowski, de los Patriots, falló un intento de gol de campo de 26 yardas, el más corto desde que Morten Anderson falló de la misma distancia en el Super Bowl XXXIII.
 
Gostkowski también falló un punto extra, convirtiendo el Super Bowl LII en el primero en la historia en que ambos equipos fallan patadas de punto extra.
 
Como símbolo del gran triunfo de los Eagles y derrota de los Patriots quedó la pareja formada por el corredor LeGarrette Blount y el defensivo Chris Long, que se convirtieron en los primeros jugadores en la historia en ganar el Super Bowl en temporadas consecutivas enfrentando a su exequipo, luego de consagrarse campeones del 2017 con Nueva Inglaterra en Houston.
No dejes de leer