Marta es el modelo a seguir de muchos niños amantes del fútbol. La jugadora aspira a conseguir una beca de Pandeportes.

Por:
Víctor Bárcenas -
| |
Domingo 04 de septiembre de 2011 09:23 PM
Solo tiene 14 años de edad, pero fue considerada una de las jugadoras claves de la Selección de Fútbol Femenina Sub-20 de Panamá en el triangular de la categoría, en el que las chicas de la Roja lograron el pase al Premundial de Concacaf en Trinidad y Tobago.

Su nombre: Marta Cox, la número “10”, la jugadora que hace la diferencia, la “ficha” del equipo, como se diría en el barrio. Ella es una de las consentidas de Luis “Diablo” Tejada, técnico del equipo panameño.

Marta --quien hizo bellos goles ante Nicaragua y El Salvador en el triangular-- tiene claros objetivos. Sueña con ser una exitosa futbolista.

DIAaDIA quiso conocer qué hay detrás de Marta, qué rodea a esta niña, que al entrar al terreno de juego se transforma en toda una líder, a pesar de su corta edad. Y para ello, visitamos a la jugadora en su casa en El Chorrillo.

Esta joven promesa, nacida en El Chorrillo, se ha dedicado desde temprana edad a jugar fútbol, sacrificando parte de su infancia para practicar el deporte que, según ella, “lleva en la sangre”.

“Yo he hecho un sacrificio que cualquiera niña de mi edad no es capaz de hacer para dedicarme al fútbol, y como producto de él estoy en la selección de Panamá”, comentó Marta, quien desde los 6 años ingresó a las divisiones inferiores del Chorrillo FC, de la mano de “Chichabón” Skinner.

Martita, como le dicen cariñosamente, ha pasado por cada una de las categorías del club chorrillero hasta alcanzar el primer equipo y participar en la antigua ANAFUFE y, hoy en día, en la Liga Femenina de Fútbol (LFF).

“Para mí, el fútbol es una profesión. Yo sé que tengo que estudiar, pero el fútbol es algo que tengo en la sangre”, manifestó Marta, hija del exjugador de Plaza Amador, Alexis Cox.

Sus ídolos

Marta, como toda niña, sueña y sabe que si continúa en el camino del fútbol, podrá estar cerca de alcanzar a sus grandes ídolos internacionales: la jugadora brasileña Marta Da Silva, quien además de llevar su mismo nombre, ha ganado el premio de mejor futbolista femenina, según la FIFA, en cuatro ocasiones. También se declaró admiradora del mediocampista del Barcelona, Xavi Hernández.

En el fútbol nacional, Cox admira al delantero panameño Luis “Matador” Tejada.

“Me gusta como juega ‘Matador’ Tejada, él tiene una gran definición cuando está frente a un portero, cosa que yo no tengo porque donde veo a la arquera me da por patear duro; yo no sirvo para patear con colocación, pero Tejada sí tiene esas cualidades, por eso lo admiro”, expresó.

Como toda chica de su edad, es muy importante el apoyo de su familia, y de esto dice no tener queja: “Mis padres siempre están conmigo, mi mamá sobre todo, al igual que mi papá, pero ella es la que siempre me acompaña en todo, apoyándome cuando voy a jugar, ella siempre va a verme”.

Sabe que puede mejorar

Como siempre, existe margen para mejorar y Marta es consciente de que hay cosas que aún debe corregir. “Tengo que mejorar algunas cosas en mi carácter; pierdo la calma muy fácilmente y me enojo cuando mis compañeras pierden el balón, mi familia siempre me aconseja que tengo que cambiar este tipo de cosas, espero lograrlo, pero tengo que ir paso a paso”, reconoció la talentosa niña.

“Yo confío en mi talento, sé que puedo dar más de lo que he mostrado hasta el momento y presiento que seré una de las mejores jugadoras nacidas en Panamá”, afirmó.

La ilusión de jugar en otro país también es algo que tiene en su cabeza, y la fama es algo a lo que no le teme.

“Quiero jugar en otro país y demostrar todo mi talento, siempre dejando en alto a todo Panamá y a El Chorrillo, barrio del que siempre me sentiré muy orgullosa; si me vuelvo más famosa de lo que soy, bueno, ya veremos, no me da miedo”, expresó.

Esta chica, como todo ser humilde, tiene ambiciones en la vida y no las esconde, pero sabe que solo a base de esfuerzo podrá lograr todas sus metas.

“Deseo llegar a lo más alto posible, siempre mirando hacia adelante y aprovechando las oportunidades que gracias a Dios se me vienen presentando a lo largo de mi camino.

Sobre la selección Marta reconoció que lucir "la camiseta nacional es un orgullo, siempre que lo hago tengo en mente dejar a Panamá en alto y llegar al Mundial que por el momento es el objetivo que tenemos todas las jugadoras”.

Un beca para Martita

Por último, Marta, estudiante del Instituto Nacional de Panamá, pidió un apoyo para su familia y para ella, ya que ni su padre ni su madre tienen un trabajo estable.

“Sería bueno que las autoridades nos ayudaran para que yo pueda salir adelante, ya sea con una beca deportiva de Pandeportes”, solicitó la joven promesa.

El próximo compromiso de Marta y sus compañeras de selección es el Premundial, cuya sede está por definirse, y para el que están clasificados, además, los equipos de México, Estados Unidos, Canadá, Guatemala y Trinidad y Tobago. Además se sumarán dos conjuntos del Caribe.

No dejes de leer