ETIQUETAS:
Por:
Eduardo González -
[email protected] | @Edgonzalez29 |
Miércoles 29 de noviembre de 2017 12:00 AM

El cronómetro continúa detenido. La gran mayoría de los integrantes del gremio arbitral panameño mantienen la huelga, a la espera de una reunión seria con los dirigentes de la Federación Panameña de Fútbol Fepafut, para solucionar la situación actual. Todo esto con la final del Torneo Apertura 2017 de la Liga Panameña de Fútbol LPF entre Chorrillo FC y Árabe Unido a la vuelta de la esquina este sábado, y con un número importante de pesos pesados del balompié nacional en Rusia, para el sorteo de este viernes que definirá los grupos del mundial.

"No queremos ser parte del banquete, nos conformamos con las migajas, pero ni siquiera eso nos dan", dijo un miembro del gremio arbitral, quien prefirió mantenerse en el anonimato, a día a día.

Los silbantes consideran que no se están dando las atenciones al grupo arbitral a nivel nacional con respecto a las dietas arbitrales y los viáticos, por ejemplo. Tampoco en cuanto a las estadías. "Si un árbitro le toca viajar al interior, tiene que dirigir el partido y regresar automáticamente, no tiene dónde hospedarse, como sí los equipos... Es por encimita lo que está ocurriendo".

"Es un sinfín de puntos, no hay desarrollo arbitral, la comisión arbitral no está formando árbitros, inclusive utilizan árbitros de fútbol playa o fútbol sala", añade la fuente.

Por el momento, solo el grupo arbitral de Panamá Este, así como los jueces de fútbol playa y fútbol sala están prestos a brindar los servicios.

"No sabemos quién va a dirigir la final. No estamos ni en pie de guerra ni en contra de la Fepafut, solo queremos el bienestar del arbitraje. Al árbitro siempre se le deja de último, se le dan las sobras... el grupo de Panamá Este, que por razones personales o estar siendo favorecido por la comisión arbitral, decidió apoyar a la comisión. El presidente de ese grupo es Ameth Sánchez. Él podría ser quien pite la final de la LPF. Es el único árbitro internacional prestando el apoyo por el momento", sentenció el informante.


El grueso del gremio arbitral panameño, por el momento, no dirigirá ningún torneo a nivel federado, a la espera de un conversatorio.

Los árbitros no quieren dirigir hasta que se converse y se sanen los puntos. Puede que el comité de dirigentes de la Fepafut se reúna con nosotros el viernes o después de la final. Hay una carta del gremio arbitral con 16 puntos sobre lo que hay que conversar, pero son muchos más.

2


de diciembre, final de la LPF.
No dejes de leer