La Roja intentará, en el Mundial de Rusia 2018, seguir el camino de las selecciones que, en el pasado, se convirtieron en animadores inesperados.
Panamá está en el grupo G del Mundial de Rusia 2018.
Panamá está en el grupo G del Mundial de Rusia 2018.
ETIQUETAS:
Por: Eduardo González
[email protected] | @DiaaDiaPa
Sábado 20 de enero de 2018 06:00 AM
La selección de Panamá afrontará el Mundial de Rusia 2018 como la "cenicienta" -calificada así por su propio técnico, el colombiano Hernán Darío "El Bolillo" Gómez- que buscará convertirse en una de las grandes sorpresas de la cita, como ha ocurrido en certámenes anteriores con otras selecciones.
 
El ejemplo más cercano, y a la vez reciente, fue el de Costa Rica, en Brasil 2014.
 
Sembrado en el llamado grupo de la muerte, el elenco tico comenzó su camino venciendo a dos campeones del mundo (Uruguay e Italia), y cerró invicto la fase grupal tras empatar con Inglaterra, que también tiene en sus vitrinas un trofeo de la Copa del Mundo.
 
Luego, en octavos de final, superó a Grecia, para quedar eliminado en cuartos, en tanda de penales, frente a Holanda.
 
 
Por Concacaf también sacó la cara, hace ya algunos años, Cuba, en su estreno y única participación mundialista.
 
En Francia 1938, el seleccionado cubano, con reglas de otros tiempos, empató 3-3 con Rumania en su debut. Para resolver entonces cuál de los dos oncenos pasaba de fase, se midieron cuatro días más tarde, con triunfo de los caribeños por 2-1. El sueño, sin embargo, se desvaneció cuando se toparon en cuartos de final con Suecia, que les ganó por 8-0.
 
En Italia 1990, Camerún se convirtió en el primer equipo africano en llegar a los cuartos de final de un mundial. 
 
Como primero de su grupo, los cameruneses avanzaron a octavos, donde dieron cuenta de Colombia por 2-1. Empero, en cuartos, cayeron en su cotejo frente a Inglaterra (3-2).
 
En Estados Unidos 1994, Suecia consiguió alcanzar las semifinales, hasta que Brasil frenó sus aspiraciones con un apretado 1-0. El premio para los suecos fue quedarse con el tercer lugar del mundial, después de vencer a Bulgaria por aplastante 4-0.
 
Cuatro años más tarde, la sorpresa llegaría por parte de Croacia, en Francia 98.
 
El país que apenas años atrás había logrado la independencia tuvo una actuación memorable en aquella Copa del Mundo.
 
Los croatas, en su primera cita mundialista, lograron quedarse con la tercera posición y, además, su delantero Davor Suker fue el máximo artillero de la justa con seis dianas.
 
En el de Corea-Japón 2002, uno de los equipos anfitriones, junto a Turquía y Senegal, se convirtieron en animadores indesperados del torneo.
 
Corea del Sur se metió en semifinales habiendo eliminado antes a Italia y España. Alemania acabó con sus esperanzas de poder ir a la final.
 
Turquía, en tanto, estuvo muy cerca de sorprender a Brasil en el inicio del campeonato, y aunque perdió aquel controversial choque (2-1) se repuso y consiguió avanzar hasta las semifinales. Ahí se encontró nuevamente con Brasil, ante el que cayó por cerrado 1-0.
 
Los turcos se quedaron con el tercer puesto tras doblegar a Corea del Sur por 3-2.
 
En este mundial, Senegal, en su estreno en citas de esta categoría, debutó dando cuenta del entonces vigente campeón Francia (1-0), un buen andar que le permitió llegar hasta los cuartos de final, donde fue sacado por Turquía.
 
En Alemania 2006, la revelación del torneo fue Ucrania. En su primer mundial, los europeos sellaron su pase a octavos de final, donde eliminaron a Suiza por penales. Los cuartos de final fueron su techo. Una difícil Italia le endosó una goleada de 3-0.
 
No dejes de leer