Chini esposa del candidato presidencial Marco Ameglio nunca pensó con la idea de poder convertirse en Primera Dama de Panamá.
Para Chini la familia es lo más importante, por eso hay que darle mucho valor.
Para Chini la familia es lo más importante, por eso hay que darle mucho valor.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jesus06041973 |
Jueves 28 de marzo de 2019 12:00 AM

Esposa, madre y abuela, es lo primero en la vida de Xenia De Lourdes de Ameglio, cónyuge del candidato presidencial Marco Ameglio.

En segundo plano, es arquitecta, escultora y en los últimos cinco años, productora de café, tomate, pimientos y ajíes.

De cariño la llaman Chini, un apodo que le pusieron al nacer por ser más chinita que su hermana melliza.

 

Para Chini lo más importante es su familia

 

Su especialidad en arquitectura la estudió en la Universidad de Panamá (UP), pues le llamó más la atención que la Universidad Santa María La Antigua (USMA).

"Yo entré a la USMA porque tenía un título de arquitectura estructural, pero como siempre estuve inclinada más al arte, las materias eran más técnicas y en la UP estaba más inclinada hacia la parte artística", comentó de Ameglio.

Esto hizo que se cambiara para la UP, donde tuvo muy buenos profesores y un ambiente perfecto lo que hizo que le gustara más que la USMA, donde solo estuvo un semestre.

El amor de su vida

A su esposo Marco Ameglio, lo conoció en el quinceaños de una amiga, ella tenía 15 y él 16. Recuerda que Marco se acercó primero y de allí quedaron siendo amigos.

De ese primer encuentro se fueron viendo en otras fiestas hasta que se hicieron novios, una relación que ya lleva 42 años de estar juntos y 34 de casados.

Una experiencia que no cambia por nada en este mundo, porque su esposo es una persona divertida, correcta, transparente, inteligente, capaz y noble.

Madre abnegada

De la relación entre Marco y Chini nacieron dos varones, por lo que su mundo estuvo entre motos, llantas, carros y bicicletas.

Sus hijos participaban en competencias de motos, por eso siempre estaba acompañándolos en todas las carreras que participaban.

Aunque Dios no le mandó niñas, le gustó mucho tener hombres y los crió y educó con mucho gusto.

Primera Dama

La esposa del candidato a la presidencia de la República de Panamá, nunca se vio aspirando a convertirse en primera dama, sin embargo es consciente de que es una consecuencia de tener un esposo con aspiraciones políticas.

"Yo creo que es un puesto importante, porque tienes que funcionar como apoyo a la gestión del presidente y quién mejor que su esposa", acotó Chini.

Reconoció que en Panamá hay muchos problemas serios como más apoyo a la educación y la lucha contra la corrupción, por eso hay que trabajar fuerte en las labores sociales.

 

También puede leer: Pierde la vida al caer de una antena de trasmisión celular en la Domingo Díaz

 

Ante esta realidad siente que hay que aprovechar los ministerios y no duplicar sus funciones.

Madre, profesional y dedicada a su familia, así es Chini Ameglio, posible primera dama de Panamá.

 

Entérate: Campañas debaten sobre situación del sector agropecuario en Azuero

 

Curiosidades

15

Años tenía Chini cuando conoció a Marcos.

7

Años y medio tenían de novios cuando se casaron.

2

Hijos y un nieto tienen Chini y Marcos.

La familia es lo más importante, somos un familión y siempre tratamos de compartir. Y es que es lo único que tenemos por eso hay que darle valor a la familia como núcleo de la sociedad.

estudió en Ganexa y agarró cursos de acuarela, grabados en el Museo de Arte Contemporáneo. También hizo vitrales y esculturas.

No dejes de leer