La demolición costará $298 mil 861 y su construcción más de $9 millones.
 Orates no querían salir del Edificio Arraiján. Foto: Roberto Barrios
Orates no querían salir del Edificio Arraiján. Foto: Roberto Barrios
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @YanelisDD |
Martes 16 de enero de 2018 12:00 AM

Olor a muerte, basura, excremento y paredes con mensajes de violencia, es el panorama que rodea al antiguo Edificio Arraiján, ubicado en Calidonia, el cual durante muchos años albergó a unas 180 familias panameñas y que ayer fue demolido para darle paso a una nueva construcción habitacional.

La demolición costará $298 mil 861 y su construcción más de $9 millones.

El proceso de demolición provocó un "corre corre" entre los orates que tenían el sitio como un hotel, donde pasaban sus días entre vicios y basura para reciclar.

Mientras sus antiguos residentes, como Rosa Fruto, quien vivió allí durante 40 años y lamentó que la falta de mantenimiento haya causado su colapso, esperan que no ocurra lo mismo con los nuevos apartamentos.

El ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial Miviot, Mario Etchelecu, dio a conocer que tras su demolición, en 90 días estarán realizando las primeras labores de construcción y que las 180 familias ya revisaron la ayuda social, mientras terminen los trabajos en 18 meses.

Vea además: Identifican a víctimas del accidente marítimo en Bocas del Toro

Luis Alberto Quintana, miembro del comité de los residentes del lugar, comentó que no fue una tarea fácil, pero que al final se logró convencer a todos para que salieran del sitio que ya estaba condenado.

Los residentes aprovecharon para denunciar que antes de su demolición muchos extranjeros se habían apoderado de algunos apartamentos, además de que la seguridad en el sitio era pésima, les robaban hasta en la puerta de sus casas.


Escaleras, pisos, techos y las filtraciones de agua causaron el colapso de este edificio, y en Calidonia hay otros iguales.
No dejes de leer