Los productores del lugar están preocupados ante esta situación, y aseguran que nunca antes habían presenciado un agotamiento de esta represa.
Foto ilustrativa de los peces muertos.
Foto ilustrativa de los peces muertos.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Jueves 11 de abril de 2019 04:15 PM

La falta de agua que golpea a la región de Azuero, ha causado estragos en diversos sectores productivos como cultivos y ganado, pero también, ha dejado en evidencia el agotamiento de reservorios de agua, con consecuencias como gran cantidad de peces muertos.

 

Ver más:  Así disfrutó 'Mo' al verse cómo reaccionó cuando se enteró que sería inmortal 

 

En la llamada represa de La Laja, ubicada en el corregimiento de Villa Lourdes, en la provincia de Los Santos, este gran reservorio se ha agotado por encima del 85 por ciento, por lo que han ido muriendo varias especies de peces que pueden verse flotando o en las orillas.

La represa es uno de los reservorios más grandes de agua de la región de Azuero, y su estado actual es preocupante, ya que es posible ver en el lugar peces que agonizan ante el bajo caudal que presenta.

 

La situación preocupa a la población en general 

 

Los productores del lugar están preocupados ante esta situación, y aseguran que nunca antes habían presenciado un agotamiento de esta represa tan drástica, ya que en años anteriores los niveles bajaban, pero no al punto que se encuentra este año.

Su uso está destinado principalmente al consumo de agua para el ganado, sin embargo su caudal ha permitido que la misma sea el hábitat de peces y otras especies marinas, que han sido duramente afectadas, debido a la fuerte estación seca que se vive en la región, ubicada en el llamado Arco Seco.

 

Ver más: Veinte años de alegrar al pueblo, honor que tienen Los parranderos de Guararé 

 

El productor agropecuario Alexander Vega, quien reside cerca del reservorio de La Laja, indicó que al recorrer el lugar pudo presenciar los peces muertos o agonizando, además que el agua ya no corre hacia la parte baja de la represa.

 

No dejes de leer