No se descarta que se puedan ir añadiendo más elementos en el lapso de investigación. La fiscalía aún no ha pedido imputación por el arma de fuego.
La pena mínima por el delito de robo agravado puede ser de hasta diez años y medio, según la fiscal Gina Díaz. Foto: Jean Carlos Díaz
La pena mínima por el delito de robo agravado puede ser de hasta diez años y medio, según la fiscal Gina Díaz. Foto: Jean Carlos Díaz
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jeandiaz1331 |
Jueves 29 de noviembre de 2018 12:00 AM

 

El objetivo principal de las cuatro personas que el pasado lunes 26 de noviembre intentaron robar en el casino Lady Dragon en Plaza Tocumen, corregimiento de Don Bosco, era el área de la caja fuerte.

 

 

El pánico se apoderó de unos siete clientes y trabajadores que estaban dentro del casino, cuando los individuos gritaban; pedían los celulares y que les dieran las llaves para abrir la caja fuerte. Mientras eran amenazados con un arma de fuego.

La supervisora, Francia Arosemena, fue amenazada, por lo que tuvo que acceder a la petición de abrir la caja fuerte.

 
No contaban con que la caja no abría de inmediato

Pero donde se guarda el dinero del casino, se cuenta con un sistema de seguridad para que una vez digitada la contraseña se deba esperar 20 minutos antes de que se abran las puertas, en ese lapso fueron sorprendidos por la Policía Nacional, luego de recibir la alerta por radio frecuencia.

 

 

La juez de garantías Yanelka Quijano, les imputó cargos por el presunto delito de robo agravado y decretó la medida de detención provisional a Manuel Antonio Cedeño, 20 años, Rodolfo Enrique Jaén de 24 años y Carlos Cordero Roux de 19 años.

 
Hay uno hospitalizado

Mientras que a otro de los investigados, Carlos Jesús Arosemena de 20 años, se le extendió el plazo del término de la aprehensión, quedando suspendido hasta que los galenos determinen que su condición de salud le permita enfrentar un acto de audiencias. En el tiroteo con las unidades policiales, recibió un impacto de arma de fuego en el estómago. Se le practicó una cirugía y una traqueotomía en el Hospital Santo Tomás.

 

 

 

Unidades de la Policía Nacional (PN) recibieron la alerta de robo y al llegar al casino se percataron de que la puerta estaba cerrada y el seguridad no estaba a lo externo del local #2.

 
Puede leer: Senafront detuvo a tres colombianos por llevar paquetes de presunta droga

 

Según el relato de la fiscal de Circuito, Gina Díaz, las personas corrían indicando que dentro del comercio habían cuatro personas con armas de fuego, cometiendo un ilícito.

Los testigos del hecho señalaron que uno de los hombres estaba en la entrada de la puerta con un arma de fuego, identificado como Rodolfo Jaén, según la fiscal.

 
Su objetivo era la caja fuerte

Mientras que los otros tres amenazaban a los trabajadores para que le dieran la contraseña de la zona de la caja fuerte.

Jaén y Arosemena trataron de darse a la fuga por lo que la PN realizó algunas detonaciones ante el caso omiso al llamado de alto. Fueron aprehendidos cercano al lugar en la parada.

Jaén recibió un impacto en el hombro derecho.

 
 
Vea más: Operativo antipandillas en Alto de Los Lagos de Colón

 

Mientras que Cordero y Cedeño fueron encontrados en la planta alta del casino cuando intentaban darse a la fuga, rompiendo una ventana. Tenían algunas heridas visibles.

 
Una mujer embarazada fue sometida

La cajera Melanie Saavedra suplicaba que no le hicieran daño por su estado de gravidez, pero aún así fue sometida, tirada al piso, la amenazaron de muerte y hasta recibió un golpe en la cara.

 

 

Quijano solicitó la medida de protección, ronda policial a las residencias y el trabajo de los cuatro trabajadores que se presentaron como víctimas.

 

 

Dentro de las evidencias, se recuperó $700 que se habían llevado del casino, al igual que algunos celulares.

 
Además: Viola a una mujer y mediante acuerdo de pena logra una condena de cinco años

 

Las víctimas indicaron el temor que sienten por lo que pidieron seguridad para ellos y sus familiares. "No es fácil lo que yo viví, no sabemos lo que nos puede pasar mañana", dijo la cajera.

 
Cordero y Cedeño lloran en audiencia

Hecho. Dictada la detención provisional, los imputados Manuel Cedeño y Carlos Cordero dejaron notar su preocupación, mientras lloraban y miraban a sus familiares.

Cordero al ser aprehendido dijo llamarse José Lorenzo Marshall, pero se verificó que no era cierto, según la fiscalía.

 
 
Podría ver: Capturan en David a mujer con droga en la plantilla de sus zapatillas

 

Por su parte, el imputado Rodolfo Jaén fue condenado en el 2014 a cinco años y cuatro meses de prisión por un delito contra la seguridad colectiva.

 


Esto es un delito grave, nosotros los casinos somos bien tajantes en el tema de la seguridad, tenemos una coordinación directa con la PN, efectivamente el delito no paga.

Pidieron otras medidas cautelares, pero fueron negadas por el riesgo procesal. Dos de los imputados dieron una dirección distinta.
No dejes de leer