No cabe duda de que cuando el amor toca a tu puerta, no se fija en la edad, raza o en los gustos por el arte.
A. Arrunategui, M. Arroyo, S. Fernández y C. Duarte viven por amor al arte. Santos J. Oliveros C.
A. Arrunategui, M. Arroyo, S. Fernández y C. Duarte viven por amor al arte. Santos J. Oliveros C.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @sanoliveros92 |
Lunes 19 de marzo de 2018 12:00 AM

No cabe duda de que cuando el amor toca a tu puerta, no se fija en la edad, raza o en los gustos por el arte.

Jóvenes y talentosos

A pesar de que vivimos en un constante cambio cultural, aún hay jóvenes que apuestan por el arte y sobre todo por uno de los géneros más viejos, como la poesía.

También puede leer: Dos heridos deja balacera en Pedregal de Chiriquí

Moisés Arroyo, Saymond David Fernández Gómez, Alberto Arrunategui y César Duarte conforman lo que hoy por hoy se conoce como El Club de la Poesía, pero ¿de qué se trata esto?

El Club de la Poesía es una agrupación panameña que comparte la pasión por la música y la lírica en un solo sentido, es decir, que cada verso es acompañado por un ritmo musical.

Para el compositor Moisés Arroyo, todo surge de la necesidad de mostrar algo diferente a la sociedad y es que "fácilmente podríamos estar haciendo reguetón o cantado rap, pero de qué manera eso contribuye a nuestro entorno, los tiempos cambian y solo las buenas cosas se quedan".

Impulsores de la poesía

Entre sus letras destacan temas de la actualidad como el amor a la vida, a la naturaleza y a la sociedad.

"Nosotros buscamos que esto no muera con nosotros, la idea es que con el tiempo más personas se involucren en el proyecto y que el día de mañana digamos con orgullo nosotros empezamos ese movimiento", resaltó Arroyo.

Entérate: Condenan a fotógrafo a 10 años de cárcel por delitos sexuales

El grupo tiene más de un año de estar junto y busca seguir impulsando la poesía musicalizada en Panamá.

Los cuatro integrantes llegaron a la conclusión de que la poesía es una buena forma de canalizar y convertir la rebeldía en arte.

No dejes de leer