Foto ilustrativa
Foto ilustrativa
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 24 de enero de 2018 07:15 PM
Con el objetivo de propiciar la reflexión de los temas inherentes al “cuidado”, servicio al que muchas personas dedican su día a día con escasa o nula remuneración y reconocimiento, la Oficina en Panamá del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentó la publicación “El Bienestar Cuidado: Una responsabilidad que debe ser compartida”.
 
Diversos estudios señalan que, en los próximos años, Panamá contará con un número creciente de personas adultas mayores, muchas con enfermedades crónicas que demandarán de cuidados, por lo que se requerirá fortalecer el acceso de la población a estos servicios.  Por otro lado, pese al aumento de la participación de las mujeres en el mercado laboral en los últimos 20 años, ésta se mantiene por debajo a la de los hombres, a pesar del incremento en su nivel educativo.
 
A su vez, la actividad doméstica, especialmente la actividad asociada a los cuidados, continúa siendo una limitante para el acceso al mercado laboral, para personas incluso con formación superior, lo que indica una necesidad concreta de fortalecer, de manera compartida, las políticas relativas a la oferta y demanda de servicios de cuidado en todos los sectores.
 
El cuidado es un derecho que todas las personas tenemos, a cuidar y a ser cuidados, y que en varios momentos de la vida requerimos. Nuestra sociedad y la economía deben reconocer plenamente las demandas de cuidado de la población y promover mecanismos que permitan abordar co-responsablemente estas tareas que tradicionalmente han recaído en las mujeres.
 
Harold Robinson, representante Residente del PNUD y coordinador de ONU en Panamá, resaltó que “tomar acción sobre el cuidado es parte de la premisa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de no dejar a nadie atrás, y a la vez aporta al cumplimiento de varios Objetivos como fin de la pobreza, Igualdad de género, Trabajo decente y crecimiento económico, y Reducción de las desigualdades; que dependen en buena medida de una mejor organización del cuidado tanto a nivel familiar, entre hombres y mujeres, como a nivel público, donde la responsabilidad se debe compartir también con el Estado y empresa privada”.
 
Ver más: Bomberos atienden derrame de combustible en Penonomé 
 
El cuidado nos beneficia a todas y todos, por ello debe ser una responsabilidad compartida, donde: Estado, empresas, y sociedad en su conjunto, deben avocarse a crear las condiciones que faciliten atender las necesidades presentes con una visión de futuro; y a la vez, velar por el bienestar de quienes cuidan, reconociendo su aporte a la familia y la sociedad”, añadió.
 
El documento resalta la importancia de las tareas de cuidado a nuestro bienestar, el de nuestros hogares, pero también para la sociedad en general porque crean capital humano y social. Por ejemplo, en las empresas, los colaboradores se puedan enfocar en sus tareas, aumentado su concentración y por lo tanto su productividad; mientras que en los hogares se atiendan nuestras necesidades esenciales, fortaleciendo el bienestar de quienes lo reciben: menores, personas con discapacidad y adultos mayores, entre otros.
No dejes de leer