Encuentro Nacional de Renovación Juvenil.
La cita de la juventud católica culminó el domingo y fue catalogada como un éxito por la organización. Foto/Thays Domínguez
ETIQUETAS:
Por: Thays Domínguez/Redacción/Web
[email protected] | @ThaysDom
Domingo 28 de enero de 2018 03:00 PM
La versión 39 del Encuentro Nacional de Renovación Juvenil (ENRJ) terminó el domingo, con la participación de más de ocho mil jóvenes de todo el país, así como de países de Centroamérica, según las cifras oficiales dadas por la organización de la cita de la juventud católica. 
 
Durante la clausura se anunció que en el año 2019 no habrá celebración del encuentro juvenil a pesar de ser su 40 aniversario, debido a la realización de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). 
 
Los organizadores indicaron que en el año 2020, el ENRJ se realizará del 23 al 26 de enero, en sus 41 años de fundación. 
 
Se trató de una jornada intensa que inició la tarde del jueves, en la que los jóvenes renovaron su compromiso con Dios y escucharon de predicadores nacionales e internacionales mensajes de amor y reconciliación. 
 
Además, el encuentro fue propicio que para la organización local e internacional de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará el próximo año en Panamá, expusieran a los participantes los preparativos de la jornada, en la que se esperan miles de jóvenes de todo el país. 
 
Según el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, se espera que solo de Panamá unos 50 mil jóvenes participen en la JMJ, por lo que pidió ser multiplicadores de la intención de responder al llamado hecho por el Papa Francisco, al escoger a Panamá como sede de la cita mundialista. 
 
En el ENRJ también participaron el cardenal José Luis Lacunza, el nuncio apostólico de la Santa Sede en Panamá, Miroslaw Adamczyk, así como los representantes del Dicasterio del Vaticano para los Laicos, la Familia y la Vida, los sacerdotes Joao Chagas y Alexandre Awi Mello, encargados por el Santo Padre para organizar la JMJ. 
 
Durante la realización del ENRJ hubo predicaciones, eucaristías, testimonios de conversión de jóvenes envueltos en problemas de drogas y otros males, así como la animación musical y actividades para los jóvenes, cuyas edades oscilaban entre los 14 y 35 años. 
 
El padre Raúl De León, asesor general del evento, agradeció a todos los que hicieron posible la realización del encuentro, entre ellos los estamentos de seguridad, autoridades locales, benefectores y participantes, quienes apoyaron para que la actividad que se realizó en los terrenos de la Feria Internacional de Azuero, fuera un éxito.  
 
"Aquí ya hay uno que se convirtió, un joven que dijo hoy me convertí. Por ese muchacho todo este encuentro valió la pena", indicó el padre De León. 
 
No dejes de leer