Aunque faltan más de dos meses para el inicio del nuevo año lectivo, ya hay cinco mil sillas reparadas que serán destinadas a distintas escuelas.
65 privados de libertad participaron en "Mi Silla Primero" en 2017. Foto: Cortesía
65 privados de libertad participaron en "Mi Silla Primero" en 2017. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
[email protected] | @jesus06041973
Domingo 07 de enero de 2018 06:00 AM

Aunque faltan más de dos meses para el inicio del nuevo año lectivo, ya hay cinco mil sillas reparadas que serán destinadas a distintos centros escolares.

Esto fue posible gracias al programa "Mi silla primero" , un proyecto de resocialización que lleva adelante la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP), que había propuesto en el 2017, la reparación de cinco mil bancas.

Alma De León, jefa del Departamento de Planificación y Proyecto de la DGSP, dijo que mediante a un acuerdo con el  Ministerio de Gobierno (MinGob) y el Ministerio de Educación (MEDUCA), se cumplió la meta que se había establecido para reparar las sillas que serán distribuidas en diferentes centros educativos de todo el país.

Vea más: Defensoría se pronuncia sobre situación de violencia contra la mujer en Panamá

Añadió que con estos programas de resocialización le dan la oportunidad a los privados de libertad de aprender un nuevo oficio que les sirven para su rehabilitación y con ello también retribuyen a la sociedad.

Trabajan en proyecto para el 2018

En tanto el profesor Leonardo Rodríguez, coordinador por parte del MEDUCA del programa “Mi Silla Primero", expresó que están trabajando en la proyección para este año. Además están optimistas de que podrán superar la meta del 2017, con los de libertad que están participando  en el proyecto.

Oportunidad de hacer algo positivo

Mientras que José Moreno, uno de los privados de libertad que participa en "Mi Silla Primero" hace nueve meses se mostró satisfecho de que gracias al trabajo que realiza, las sillas podrán volver a las aulas como si estuvieran nuevas.

Según informes del Departamento de Planificación y Proyecto de la DGSP, 65  privados de libertad trabajaron en 2017 en el programa “Mi Silla Primero”, aprendiendo labores como lijado, corte, enderezamiento de los esqueletos, sellado, pintura, barniz y ensamblaje. Una labor que les servirá a reinsertarse a la sociedad una vez recuperen su libertad.

 

No dejes de leer