Foto/EFE
Por:
Nueva Delhi/ EFE -
| @diaadipa |
Lunes 22 de junio de 2015 09:30 AM

 El número de fallecidos por consumir alcohol adulterado en un suburbio de la ciudad occidental india de Bombay alcanzó los 100 y se teme que siga aumentando, ya que 48 personas se encuentran hospitalizadas, siete de ellas en estado crítico, informó hoy a Efe una fuente policial.

"Al menos 150 personas bebieron este alcohol, que sepamos, y nos tememos que varias más puedan morir. Varios de los hospitalizados están en una situación muy mala", dijo un portavoz de la Policía de la capital financiera india, Dhananjay Kulkarni.

"Se suele utilizar metanol para aumentar el grado de alcohol en estas bebidas de contrabando. Es lo que se suele hacer, pero en este caso no está cerrada la investigación", afirmó Kulkarni.

Este portavoz aseguró que "van siete detenidos, aunque podrían ser más, porque sigue la investigación", por su supuesta implicación con la elaboración y la venta del licor que produjo la intoxicación el pasado miércoles en un barrio de chabolas en el norte de la ciudad.

Kulkarni indicó que ocho policías siguen suspendidos de sus funciones por supuesta negligencia al no haber evitado la comercialización de la bebida, entre ellos cuatro oficiales, incluido un inspector, y cuatro agentes.

El jefe de gobierno del estado de Maharashtra, Devendra Fadnavis, ordenó que se investigue el suceso, cuyo número de fallecidos es el más alto desde otro caso similar ocurrido en 2004 en Bombay, también con un centenar de muertos.

La elaboración fraudulenta de licores causa periódicas intoxicaciones masivas en la India, principalmente en áreas rurales y asentamientos marginales, donde la población, sobre todo hombres, suele comprar ese tipo de alcohol por ser más barato que el que se vende legalmente.

Hace seis meses al menos 27 personas murieron y unas cien fueron hospitalizadas después de ingerir licor adulterado en el estado de Uttar Pradesh, en el norte del país asiático.

El mayor envenenamiento de los últimos años se produjo en diciembre de 2011 en el estado de Bengala, en el este de la India, donde más de 130 personas fallecieron por ingerir un alcohol ilegal adquirido junto a una estación ferroviaria.
 

No dejes de leer