Por: Redacción Fama
[email protected] | @DiaDiaPaer
Martes 23 de enero de 2018 12:00 AM

Kim Kardashian compartió a través de su APP algunos aspectos del proceso en el que ella y Kanye West se convirtieron en padres de una niña, a la que le pusieron por nombre Chicago West, a través de la gestación subrogada.

"Le estoy muy agradecida a la tecnología moderna, que ha conseguido que algo así fuera posible. No es para todo el mundo, pero yo adoro absolutamente a nuestra sustituta gestacional y esta ha sido la mejor experiencia que he tenido. Nuestra sustituta gestacional nos ha dado el regalo más grande que alguien puede realizar", expresó la famosa.

Añadió que la conexión con la pequeña se produjo al instante y es como si siempre hubiese estado con ellos. "Estamos muy emocionados de tenerla por fin en casa", indicó.

Kim detalló que en su caso fue algo difícil, pues este proceso habría tenido riesgos para su salud al igual que la de su bebé, ya que había pasado por tres gestaciones. "Sufrí de preeclampsia con mis dos embarazos anteriores", manifestó.

"Contar con una sustituta gestacional es sin duda algo diferente, pero cualquiera que diga o piense que es la opción sencilla se equivoca completamente", concluyó.


La bebé de Kim y Kanye nació el lunes 15 de enero a las 12:47 p.m. y pesó 3.34 kilos. La pareja ha recibido ofertas millonarias para mostrar a la bebé.

La gente asume que resulta más fácil una sustituta gestacional porque no tienes que lidiar con los cambios a nivel físico, el dolor o las complicaciones, pero a mí me resultó muy complicado no poder gestar a mi propia hija, por no tener el control de la misma, especialmente después de haberlo hecho con North y Saint.