Maiseth Castroverde manifestó que su primera Navidad tras las rejas fue dura, pero ya lo ha ido superando.
Castroverde añora estar con su familia.
Castroverde añora estar con su familia.
ETIQUETAS:
[email protected] | @joseismael1905
Lunes 25 de diciembre de 2017 10:00 AM

Alguna vez se han preguntado ¿cómo pasan los privados de libertad su Navidad? ¿Qué hacen ellos o ellas tras esos barrotes? Pues estas mismas preguntas se la hicimos a Maiseth Castroverde, conocida como "La Chechi", quien pasará su cuarta Navidad en el centro femenino de rehabilitación.

En reiteradas ocasiones la exmodelo ha manifestado que ama la Navidad y aunque confesó que en su primer año de esta época navideña la pasó bastante deprimida ha tratado de pasar la página y sacarle sonrisas al resto de las privadas.

"Chechi" contó que desde que se encuentra en prisión, ella y sus compañeras reciben una buena cena de Navidad. "Me gusta que todo el mundo la pase bien, nosotras nos vamos a la sala, ponemos villancicos y tratamos de ser una sola familia... Yo siempre traigo arreglos de Navidad, decoramos la entrada del penal y años anteriores he mandado a traer pinos naturales. Los 24 de diciembre yo dono el pavo , prácticamente la comida, pero no toda", surtió Castroverde.

El menú

En cuanto al plato de comida, la expresentadora dijo que envian un memo para que la dirección del centro les permita el ingreso de ponche de frutas, ya que las frutas no son permitidas. "Solicitamos que nos dejen entrar aunque sea peras o manzanas para colocar en los platos. Ponemos también un arroz con guandú, su ensalada de papa, pavo, jamón, tamales, la verdad que la comida es bastante completa", explicó.

Añadió que su amor por la Navidad es tanto que manda a pedir que le lleven chocolates, turrón, galletas, entre otros productos y elabora algunas canastitas que reparte a sus compañeras del hogar. "Yo me pongo mi gorro navideño o una vincha de renos y voy celda por celda entregando las canastitas... Trato de poner el ambiente navideño porque la verdad que muchas mujeres que tienen hijos se ponen a llorar porque añoran estar con ellos abriendo sus regalos y llaman a sus familias".

 

No dejes de leer