"Todo tiene su final... nada dura para siempre" es un dicho que, por más cruel que suene, es la realidad que han vivido algunos en el a...
Foto ilustrativa
Foto ilustrativa
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jessicaroman161 |
Lunes 22 de enero de 2018 12:00 AM

"Todo tiene su final... nada dura para siempre" es un dicho que, por más cruel que suene, es la realidad que han vivido algunos en el amor y por la que pasó la "miss" Panamá 2014, Yomatsy Hazlewood, quien nos surtió que recientemente entró al escuadrón de las solteras del "Chollywood".

Como recordarán, luego de su ruptura con el competidor de Calle 7 Rafe Lucado, la modelo se dio otra oportunidad en el amor con una persona que no pertenece al medio, pero con quien se sentía muy feliz, como nos detalló en entrevistas anteriores.

Al contactarla nos confesó que desde hace tres meses está soltera y sin compromiso: "no sé, al final las cosas como que no se dieron, fue una relación bien bonita y terminamos bien, gracias a Dios", explicó.

Basta con entrar a su Instagram para percatarse de que tiene un cuerpo bien tonificado. Explicó que de un tiempo para acá se metió de lleno en el mundo "fitness" por su salud y para ponerse bien "reeeca".

"Decía que con un poquito más de masa muscular podía verme un poco mejor, pero siempre y cuando no me salga de la línea femenina", señaló Yomatsy.

Parece que la soltería le ha sentado muy bien, ya que recientemente abrió su academia exclusiva para chicas, cuyo objetivo es empoderar a las mujeres por medio de entrenamientos dictados por profesionales y en el que ya están inscritas varias chicas que van desde los 15 años en adelante. ¡Vaya vaya!


Recordemos que la modelo formó parte de la competencia en Calle 7. En cuanto a regresar a la televisión, explicó que este año se enfocará en terminar su carrera universitaria y en su academia, por lo que más adelante estará disponible para cualquier oportunidad que se le presente.

La "miss" Panamá 2014 se está tomando una pausa en el amor y está concentrada en sus proyectos.
No dejes de leer