¡Mira! Rubén Blades colecciona sombreros y periódicos

01/9/18 - 10:00 AM / Fama

Rubén Blades

Muy poco se sabe de la vida privada de Rubén Blades, más se sabe de sus colaboraciones en cine, en la música, gira de conciertos, trabajos, etc. Pero The New York Times tocó las puertas de la casa del panameño, este le abrió y le confesó - junto a su esposa - sus gustos por las obras (pinturas - cuadros), además habló de su colección, entre otras cosas.

Lee también: Despiden a la 'Reina del Soul' por todo lo alto...mucho lujo y glamour

Luba Mason, su esposa, se mudó a una casa de piedra en el vecindario de Chelsea, en Nueva York, donde han consolidado sus colecciones y han adquirido nuevas piezas. El gusto de Blades oscila desde el surrealismo de la era de la Gran Depresión de Estados Unidos a los retratos y los paisajes de estilo clásico, con escapes hacia las imágenes de libros de cómics, afiches de películas y arte popular. Mason, como Blades, prefiere pinturas con temáticas de la ciudad de Nueva York, así como litografías y dibujos en bolígrafo con temáticas teatrales; sus contribuciones al decorado incluyen dos caricaturas de Al Hirschfeld: una de él en el musical de Paul Simon, The Capeman, y una de ella en How to Succeed in Business Without Really Trying.

- Su hogar alguna vez perteneció a una iglesia.

Luba: Este era el Convento del Ángel de la Guarda en la avenida 10. Agregaron esta habitación circular como capilla. Cuando la vimos por primera vez, todavía tenía un altar con una enorme cruz de color rojo y reclinatorios. 

- Tienen un hogar hermoso con mucho arte. ¿Comparten los mismos gustos?

Rubén: Me guío por lo que me gusta, no necesariamente por quién es el artista. Sigo buscando obras que sorprendan, me conmuevan o me impresionen, nunca pregunto quién la hizo ni pienso en ella como una inversión.

Mira también: Película cuenta historias de los que vivieron la invasión en el pueblo

Luba: Rubén y yo vamos a mercados de arte o a tiendas de antigüedades y caminamos por separado. Posteriormente, nos reunimos y descubrimos que nos gustaron las mismas cosas. En la parte superior de la casa, tenemos una imagen de una granja con la puerta abierta y la luz es naranja. A ambos nos gustó por separado y la compramos juntos.

- Coleccionas afiches de películas y arte de cómics.

Rubén: Tengo el número uno de Action Comics y el número 27 de Detective Comics.

Luba: La mayoría de la gente tiene ropa en sus clósets. Mi marido tiene cómics. Además de sombreros y periódicos.

- ¿Existen desventajas al coleccionar?

Rubén: No tener espacio suficiente. Luba cree que soy un acumulador de corazón. Me gustaría tener un lugar donde exhibir todo junto. ¡Algún día!

- ¿Piezas favoritas?

Rubén: Tal vez es el Capeman original, hecho por Hirschfeld que Luba me compró por mi cumpleaños.

Luba.: Rubén amó mi litografía de Hirschfeld de How to Succeed in Business Without Really Trying. Así que fui a una galería y encontré un Capeman.

 

Con un viejo amigo alemán, Götz Wörner, por las calles de París.

Una publicación compartida de Rubén Blades (@ruben.blades) el

22 Jul, 2018 a las 4:46 PDT