"La Cáscara es un trampolín, te da la oportunidad de darte a conocer para hacer otras cosas, quedarte en La Cáscara no es una carrera tal cual".
Sócrates Lazo estuvo en La Cáscara ocho años.
ETIQUETAS:
Por: Fama
[email protected] | @diaadiapa
Domingo 26 de agosto de 2018 10:00 AM

Una de las caras más populares que ha pasado por el programa de humor La Cáscara ha sido Sócrates Lazo, quien llegó a la cúspide de ese espacio televisivo con el personaje “El Nini” y con el que aún es muy recordado.

Hace poco estuvimos en un evento social en el que Sócrates junto a su esposa Wendy Goodridge eran patrocinadores y aprovechamos para saber cómo la vida de este humorista ha cambiado.

Él habla de su pasión por la fotográfia, de su amor, de La Cáscara y de sus planes.

 

¿Qué ha sido de tu vida?

Tenemos la compañía fotográfica. Estamos ahora mismo en la parte de los estudiantes, y gracias a Dios está caminando bien. Es un negocio que manejo con mi esposa, decidimos emprender y creo que ese es el camino. 
Nos hemos dado cuenta de muchas cosas a lo largo de este emprendimiento que antes decíamos que no nos afectaban. Situaciones económicas del país que no te dabas cuenta hasta que emprendes. Sí es difícil, pero estamos caminando.

 

¿Hace cuánto tiempo saliste de La Cáscara?

Ya son dos años y algo, creo que ha sido para bien, se ha utilizado ese trampolín para que la gente conozca un poco nuestro trabajo. Y es bueno porque mucha gente creía que los que salen en la televisión solo hacen eso, y  no es así ha quedado desmostrado que hay más talento de lo que se piensa.

Leer también: 'Dame tu cosita' de 'El Chombo' evoluciona, ahora con Pitbull y Karol G

 

Hay personas que solo te veían  como un personaje gracioso y comediante que no podía estar en otras áreas, ¿cómo ves eso?

Exacto, como hombre de familia no me creían, como hombre que trabaja duro tampoco. La gente se metió mucho en los personajes y cambiar esa idea ha sido difícil. Cuando me ven en la calle me dicen Nini, ni trabajas ni estudia. Pero ahí vamos.

 

¿Esos personajes a veces absorben mucho, te pasó con el Nini?

Sí, la gente al verme cree que ve al Nini. Una vez una señora me gritó y me preguntaba por qué yo le hacía eso a mi mamá. Se meten en el papel.

 

¿Extrañas La Cáscara?

Siempre uno extraña lo que le gustaba hacer, a mí me gustaba la actuación y la comedia. Pero es una etapa, un proceso que uno debe superar. Siempre digo que uno debe utilizar lo que Dios te manda para buscar la verdadera felicidad y lo que te  gusta hacer. Más que actuar a mí encanta la fotografía. Mi esposa me dio ese impulso para emprender, le pregunté que si estaría a mi lado, me dijo que sí, y lo hicimos. Gloria a Dios por eso. Juntos hemos empezado algo bonito.

 

¿Cuántos años estuviste en La Cáscara?

Ocho años.

 

¿Qué experiencia y enseñanza te dejó?

La Cáscara es un medio en el que llegas -es muy difícil entrar- y tienes que ganarte lo tuyo a pulso. No es como la gente piensa que llegas y de una vez te das a conocer. Creo que cuando llegas ahí debes saber que hacer con lo que se te da...estuve muchos años sin hacer nada con eso.  
Hoy en día nos dan la oportunidad de hacer cosas que llenan el corazón (como esta de patrocinar un evento). Sin esa plataforma y si no me hubiese dado a conocer, no se me hubiera dado esta oportunidad.

Leer también: Richie Olivella celebra la vida, 'resultados de mi biopsia salieron normales'

 

¿En su momento se dijo que te fuiste enojado de La Cáscara, es cierto?

Jamás, tengo mucho que agradecerles a ellos, no tengo nada malo que decir, me trataron muy bien, es una etapa.  Sentía que debía pasar a otro nivel, y como te dije, emprendí con mi esposa, no ha sido fácil, pero estamos superfelices con la decisión que tomamos.

 

¿Por qué la fotografía?

Es un arte, es una pasión. Donde está tu pasión puede estar tu mercado. A veces tú no emprendes algo con lógica, sino con pasión. Y cuando amas lo que haces vas en la dirección correcta.

 

¿Piensas en regresar a la televisión o a la comedia como tu padre Sócrates Lazo, o como un proyecto de vida? 

Me encanta hacer reír, pero me encanta dar más alegría. Tal como profesión no creo que se dé porque tengo otras perspectivas de lo que quiero. Eso está 'cool' y que me recuerden como la persona graciosa y chévere, pero quiero transcender en otras cosas.

 

Otros excascarosos les ha ido muy bien, ¿qué opinas?

La Cáscara es un trampolín, te da la oportunidad de darte a conocer para hacer otras cosas, quedarte en La Cáscara no es una carrera tal cual. Es un proceso que debes pasar, ahora si esa es tu meta, ¡belleza! encontraste el contentamiento, pero si tienes algo que te dice que puedes dar más, dalo sin miedo. Hay gente que tiene miedo perder por no emprender. En mi caso yo sabía que iba a perder popularidad, pero no era lo que buscaba, yo quería hacer algo con lo que dijera 'esto es mío, ¡wow! esto me apasiona, quiero crecer,  ir a otros niveles y lo hice'. El ser humano que no se da la tarea de crecer a diario entonces está muerto.

 

Te lanzas en un negocio cuando se dice que la situación del país está dura,  te está yendo bien?

Creo que la actitud con la que tomas las cosas es lo que va a determinar si está difícil o no. Yo no veo que el país esté realmente tan difícil, siempre hay que buscarla, siempre hay trabajar. Repetirte que la situación está difícil, claro que está difícil para todos, pero eso no va a definir si mi negocio va a tener éxito o no. Tengo que hacer algo diferente si quiero  tener resultados diferentes. Dicen que el medio está saturado, pero sigue habiendo mercado.

Leer también: Kevin Fernández dice que no tiene tiempo pa' más, ¿y si lo llaman de EEG?

 

¿Quién toma las fotos en el negocio, dónde aprendiste?

Yo mismo...cuando estaba en Ganexa estudié algo de diseño gráfico, luego estudié fotografía, y ahí me fui desarrollando. Aprendí con rollos. Dejé la fotografía un tiempo y después la retomé y era digital. Poco a poco me fui desarrollando siendo autodidacta.
Seguimos estudiando, siempre buscando talleres, cursos en líneas, actualizándonos.

 

¿Cuántos años de casados ya llevas?

Llevamos cinco de civil y tres de iglesia.

 

¿Cómo mantienes la llama del amor viva?

Si tienes a Dios en todo, en tu vida y tu matrimonio el éxito es garantizado. Dios siempre es la tercera cuerda, con Él todo sale bien. Paso el 95%  del tiempo con mi esposa, unas 23 horas y no nos cansamos. Siempre hay temas y cuando salimos del estudio fotográfico todo se queda ahí. Estamos contentos porque estamos casado.

 

¿Hijos?

Ja, ja, ja, estamos contentos con los que tenemos, los amamos,  es ahora de cumplir sueños, viajar, hacer lo que nos gusta como pareja.

No dejes de leer