Maduro dice que Ortega derrotó un plan 'terrorista y golpista' en Nicaragua

19/7/18 - 03:30 PM / Mundo

Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que el Gobierno de su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, derrotó un plan terrorista y golpista en alusión a la crisis que vive el país centroamericano y que ha dejado 351 muertos según cifras de organismos humanitarios.

 

Lea también:Sismo de magnitud 5,9 dispara la alerta en Ciudad de México


Hoy, ante las agresiones imperiales, el gobierno de Nicaragua ha derrotado el plan terrorista y golpista. ¡Nosotros Venceremos!, escribió Maduro en la red social Twitter un día después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobase una resolución crítica contra Managua.


El mandatario venezolano también felicitó al pueblo de Nicaragua por el trigésimo noveno aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista que puso fin a 40 años de dictadura y elevó al poder a Ortega.


Nicaragua cumplió ayer tres meses de su crisis más sangrienta desde la década de 1980, que se inició con unas manifestaciones contra una reforma a la seguridad social y que se convirtió en un grito nacional que pide la salida de Ortega.


Después de 92 días, Nicaragua suma al menos 351 muertos, según cifras de organismos humanitarios, miles de heridos, denuncias de desapariciones forzosas, cientos de detenidos y miles solicitando refugio en la vecina Costa Rica.


Este miércoles, cientos de miembros de las fuerzas combinadas del Gobierno celebraron, con vítores y música, la toma de control de la ciudad de Masaya, donde el martes derribaron las barricadas y borraron pintadas con frases contra el presidente Ortega.

 

Lea también:Sarcófago Alejandría escondía esqueletos de guerreros y no de Alejandro Magno


El operativo policial, que se llevó a cabo de forma violenta por parte de las fuerzas estatales hacia la población, se saldó con tres personas muertas en la localidad.


También ayer la OEA pidió a Ortega que apoye un calendario electoral acordado en el diálogo nacional, mediado por la Iglesia Católica, en una fórmula que busca elecciones anticipadas como vía para salir de la crisis.