Una monja japonesa es imputada por presuntamente seleccionar a las víctimas y encubrir los delitos.

Registran centro religioso argentino en caso por abuso sexual a niños sordos

Foto ilustrativa. EFE
Foto ilustrativa. EFE
ETIQUETAS:
- - - -
Por:
EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 06 de septiembre de 2018 01:15 PM

 

Agentes de la policía realizan hoy 6 de septiembre, un registro en un instituto religioso para sordomudos en la ciudad argentina de La Plata, en busca de documentación relativa a una investigación por presuntos abusos sexuales a menores surgidos a partir de la década de 1980.


Según informaron a Efe fuentes policiales, la fiscal Cecilia Corfield, de la Unidad Fiscal 15, solicitó un grupo operativo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires para llevar a cabo un registro en la sede del Instituto Próvolo, dedicado a la formación de niños y adolescentes con discapacidad auditiva.

 

Puede ver: Familia Neruda dice deuda de Gobierno paraliza pesquisa sobre muerte de poeta


Se investiga en el lugar la posible comisión de delitos contra la integridad sexual.


Las fuentes explicaron que a lo largo del procedimiento, que todavía continúa, se incautaron, entre otros objetos, carpetas con documentación y certificados médicos desde 1987 a la actualidad.


Esta investigación se da en el marco de otra más amplia que comenzó a finales de 2016 en la sede del Próvolo en la localidad de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza (oeste), y desde entonces varios han sido los antiguos alumnos de ese centro, que está cerrado desde diciembre de ese año, que han declarado haber sufrido abusos.


Los testimonios apuntaron desde el principio contra el entramado formado principalmente por dos curas, el octogenario Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, acusados de someter a los niños a innumerables violaciones, y una monja japonesa, Kosaka Kumiko, imputada por presuntamente seleccionar a las víctimas y encubrir los delitos.

 

Además: El terror de 'La Monja' ensombrece la cartelera de Estados Unidos


Una supuesta víctima señaló que la monja había sido quien le puso el pañal tras la violación que sufrió, presuntamente por parte de Corbacho, para ocultar que había sido violada, lo que la hace presunta cómplice del delito del abuso.


Según medios locales, la investigación en La Plata surgió por las denuncias recibidas después de que se conocieran los casos en Mendoza.

No dejes de leer