Por:
-
| |
Martes 22 de octubre de 2013 08:40 PM
/

El ministro venezolano del Interior, Miguel Rodríguez, aseguró que los supuestos sicarios colombianos contratados para matar en agosto pasado al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, iban a cobrar por ello unos 10,600 dólares.

El ministro reveló que intercambió “datos con el cuerpo de inteligencia” de Colombia sobre las personas que idearon la llamada “Operación Carpeta Amarilla” y también fue autorizado a interrogar a algunos de los supuestos implicados en su ejecución.

No dejes de leer