Impacto | 07/26/11 22:26

Leynis Cedeño | |

Cada 26 de julio, día de Santa Ana y San Joaquín, la señora Leonidas asiste a la misa.

Celebraron el Día del Abuelo. Ayer, en la última banca de la Iglesia de Santa Ana, la señora Leonidas Pérez escuchaba atenta la homilía en honor a Santa Ana y San Joaquín, los abuelos de Jesús.

Esta abuela octogenaria, a pesar de que goza de la presencia de los siete nietos que le dieron sus seis hijos, sabe que muchos jóvenes no les dedican tiempo a sus abuelos.

“Ya no hay amor por los abuelos y los nietos tampoco quieren que los corrijan, aunque en mi juventud eran considerados guías y cabeza de familia”, destacó.

Para doña Leonidas el rol de un abuelo es el de guía y consejero de sus nietos, para que no caigan en los malos caminos.

Mientras ella daba sus consejos, en el altar se hacía entrega de 45 canastillas para las embarazadas del corregimiento. Ellas son de escasos recursos.

Desde antes de las 7:00 a.m., hora en que empezó la misa, se acomodaron en las primeras bancas donde les tenían puestos reservados.

Reina de los abuelos

Diversos adultos mayores del área metropolitana participaron en actividades culturales, para demostrar sus habilidades y destrezas ante las demás personas.

La casa de la tercera edad de jubilados y pensionados del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS) se vistió de gala, pues como todos los años eligieron a la reina de los abuelos, donde resultó triunfadora Edith Arosemena, quien fue escogida por su simpatía; además de ser la miembro con más edad al tener 80 años.

Bailes típicos, “belly dance”, manualidades y pinturas fueron expuestas en el evento de los abuelos panameños.