Por:
M. Tuñón/G. Collazos -
| |
Lunes 05 de diciembre de 2011 06:57 PM

En el campo del desarrollo infantil, el apego se refiere a un vínculo específico y especial que se forma entre madre-infante o cuidador primario-infante.

El vínculo de apego tiene varios elementos claves:

Es una relación emocional perdurable con una persona en específico.

Dicha relación produce seguridad, sosiego, consuelo, agrado y placer.

La pérdida o la amenaza de pérdida de la persona, evoca una intensa ansiedad. Los investigadores de la conducta infantil entienden como apego la relación madre-infante, describiendo que esta relación ofrece el andamiaje funcional para todas las relaciones subsecuentes que el niño desarrollará en su vida.

Una relación sólida y saludable con la madre o cuidador primario, se asocia con una alta probabilidad de crear relaciones saludables con otros, mientras que un pobre apego parece estar asociado con problemas emocionales y conductuales a lo largo de la vida.

No dejes de leer