A sus 55 años, Thelma es una señora muy feliz y agradecida con Dios.

Por: Marcia Tuñón
|
Domingo 22 de enero de 2012 07:08 PM
Su peculiar voz de “yeyesita” con la papa en la boca es causal de carcajadas y hasta de imitaciones. Sin embargo, su don de “Quelqueyé” lo tendrán muchas, pero como ella solo hay una.

Mis queridos lectores, hoy quiero contarles la historia de Telma María Fernández García, quien hace la voz de La Patrona de Usnavy. Telma es hija de una de las leyendas del periodismo en Panamá, Arquímedes “Fat” Fernández Domenech, nació el 10 de abril de 1957 y estudió Comunicación Social en la USMA.

Una vez graduada, La Patrona se dedicó a la preproducción y al maquillaje de comerciales en la Productora Origen. Nos cuenta Telma que aquella productora era como la sucursal del cielo, todos sus empleados eran felices.

No fue hasta 1991 cuando su amiga María Ángel Araúz la llamó para que trabajara en TVN, en el departamento de ventas. Cinco años más tarde, pasó a formar parte del equipo de producción.

Desde entonces, comenzó a crear innumerables preproducciones de programas nacionales. Entre ellos, Tu futuro con Lita, De noche con Gabriela Gnazzo, Linda Labé, Cómo casar a Chente y muchas más.

Su último trabajo con TVN fue la novela Cómo casar a Chente, después su amiga Anett Clemant la llamó para hacer la producción de Vida y Salud, un programa presentado por Marcela García. Luego hizo la preproducción de Magazine, conducido por la miss Panamá Jessica Rodríguez.

Después de trabajar por muchos años en lo que tanto le gustaba, que es la producción, la llamaron para hacer una colaboración en la preproducción del último Miss Hawaiian Tropic que se hizo en Tu Mañana.

¿Cómo aparece Usnavy?

“Cuando trabajaba en TVN, conocí a la gente de la Pepa TV, siempre los acompañaba a las publicitarias. Fue así como me hice amiga de Davis y sus hermanas, quienes por cierto son como mis hijos”, expresó Telma.

En su viaje al pasado, Telma nos contaba que para ese tiempo Jason Post (creador de Usnavy) estaba creando un personaje de animación que tenía una patrona con la papa en la boca. Fue entonces cuando a Davis se le prendió el foco y se le ocurrió que Telma fuera esa persona. Es decir, la jefa de Usnavy.

Aunque muchas personas no conocen el verdadero rostro de La Patrona, ella asegura que le encanta el personaje y está muy feliz, pues ahora vienen nuevos capítulos.

Telma nos confiesa que solo una vez su cara salió en televisión por unos segundos y fue cuando entrevistaban a Jason en La Cáscara. Las personas que lograron ver ese segundo de grabación la conocieron, los que no, la verán aquí en las fotos.

Una vida dolorosa, pero llena de bendiciones

Quien la ve se preguntará: ¿Por qué una persona tan buena no tiene un esposo e hijos? Bueno, les respondo textualmente.

“No tener esposo no es algo que me frustra, pero no tener hijos sí. Me hubiera encantado tener hijos, ya que amo y adoro a los niños, no hay un niño en la calle que no me cautive. Pero tristemente, me dio leucemia cuando tenía 34 años”, confesó.

Muy serena Telma nos seguía contando: “El tratamiento era muy intenso y me dejó sin cabello. Me hicieron 12 radiaciones en la cabeza, la cara me quedó manchada, fueron dos años de tratamiento y había que esperar dos años después para que salieran todos los químicos del cuerpo y entonces tener hijos. Imagínate a los 40 años, ya para qué; el bebé podía nacer enfermo e iba a sufrir mucho, por eso preferí no tener”, aseguró.

Volvió a nacer

La Patrona de Usnavy nunca se casó, nunca tuvo un novio formal, pero confiesa que sí le gustaron muchos chicos, pues el gusto es lo último que se pierde.

“Dios ha sido muy bueno conmigo, después que me curé del cáncer no me ha vuelto más, gracias a Dios. Han pasado 21 años de aquella dolorosa enfermedad. La vida es bella, soñar, reír es hermoso, no me canso de agradecer a Dios por cada día que me regala. Vivir es una experiencia maravillosa. Soy una persona feliz, Dios me ha dado la vida dos veces, por eso mi eslogan es ser feliz”, puntualizó.

Repostera, maquilladora y productora

Agradecida por todas las cosa lindas que Dios le ha regalado, Telma nos dice que hoy se dedica a otras de sus grandes pasiones, la repostería, ya que no hace trabajos de producción. Sin embargo, sí sigue laborando como maquilladora. “De alguna manera me tengo que ganar la plata, y qué mejor que haciendo dulces. Aunque te confieso que con La Patrona me gano también mi dinerito”, contó.

Telma nos dejó un mensaje muy lindo para todos: “Vivan la vida tal cual es”.

Bueno amigos, para que vean que La Patrona es un pan de Dios.

No dejes de leer