Primera piedra/ Cortesía
Por:
web -
| |
Martes 29 de mayo de 2012 03:55 PM

Un nuevo servicio de hemodiálisis, que contará con 32 máquinas nuevas, será construido frente al hospital Rafael Hernández en David, Chiriquí, “una obra que mejorará la calidad de vida de los pacientes que necesitan atención especializada y ahorrará importantes costos a la institución”, expresó el presidente Ricardo Martinelli durante el acto de primera palada para iniciar la obra.

"Se ha reducido considerablemente el costo por paciente con la construcción de las nuevas salas, por lo que la institución no solo está mejorando la calidad de vida de los asegurados sino haciendo importantes inversiones", señaló el Presidente. Durante su intervención en el acto de primera palada, realizado este martes 29 de mayo, el mandatario sentenció que el gobierno no descansará hasta que los panameños tengan acceso a toda la medicina moderna, “porque los asegurados se lo merecen”.

"Vamos a seguir haciendo todo para que la atención de la salud de los panameños sea del primer mundo, en eso nos vamos a enfocar y en eso trabajaremos", añadió. Martinelli, igualmente, aprovechó para disculparse con aquellos panameños afectados por el dietilenglicol, considerándolo como “una tragedia que nunca debió ocurrir en este país y donde tantos panameños han sido afectados". Por ello, esta nueva sala brindará servicios de lunes a sábado de 7 de la mañana a 7 de la noche, con máximo de tres turnos continuos, de 4 horas cada uno, para cumplir con la demanda.

El gobernante también llevó buenas noticias a estos pacientes, pues la construcción de esta nueva sala de hemodiálisis forma parte del proyecto que incluye la habilitación de 17 en todo el país, de las cuales cuatro existentes serán remodeladas y las otras 13 serán totalmente nuevas, garantizando la eliminación por completo del 4° y 5° turno de hemodiálisis, es decir los pacientes podrán acudir a recibir su servicio en horarios más acordes y no de madrugada.

También se abrirán salas de hemodiálisis en instalaciones donde no se contaban con éstos, como son en Changuinola, Puerto Armuelles, Chitré, Santiago y Soná y se ampliarán y construirán salas en Panamá Metro, Colón, Chorrera y David. El proyecto incluye, también, la incorporación de 311 máquinas nuevas, con la última tecnología, que serán distribuidas entre todas las salas, para brindar a nivel nacional el tratamiento hasta mil 656 pacientes, por un período de 52 meses prorrogables.

La cantidad de máquinas suministradas en cada instalación también permitirá a los pacientes poder viajar al interior y programarse sus hemodiálisis en lugares distantes al habitual, dándoles mejor calidad de vida y ofreciéndoles la oportunidad de visitar a familiares lejanos por períodos de tiempos más prolongados.

 

El Contrato también incluye la instalación de un sistema informático integral que permite controlar todos los procedimientos realizados a nivel nacional. Actualmente, el costo mensual del servicio de hemodiálisis asciende a la suma de B/ 2,249 balboas por paciente. En estos momentos, la CSS brinda el tratamiento a 1,059 pacientes que están en el Programa Nacional de Hemodiálisis y se calcula que cada año ingresan en promedio 150 pacientes nuevos al programa. Con la nueva contratación, este costo pagado por la institución disminuirá a B/.1,739.00 que incluye las infraestructuras descritas, las máquinas de hemodiálisis nuevas, los insumos de alta calidad y software.

No dejes de leer