Transportistas no quieren entrar.

Por:
Karol De Gracia / Chiriquí -
| |
Domingo 23 de septiembre de 2012 07:53 PM

Residentes en la comunidad de Márgenes de Corotú, en el corregimiento de Puerto Armuelles, distrito de Barú, tienen más de 30 años de vivir sin luz ni carretera.

Los moradores están descontentos, sobre todo, porque esta comunidad se encuentran a treinta minutos del centro de Puerto Armuelles.

Sara Martínez, residente del lugar, expresó: “estamos esperando que este problema se resuelva, porque ya están los postes de luz puestos y aún falta el tendido eléctrico. Hace más de mes y medio que se instalaron los postes de luz y aún nada de luz”.

Mientras, Emilio Beitía, morador del área, señaló que constantemente viaja hacia esta comunidad y es un verdadero peligro caminar de noche por ese lugar y, sobre todo, los niños que asisten a los centros educativos primarios y colegios que, de madrugada, tienen que desplazarse por allí.

Los residentes de Márgenes de Corotú se sienten abandonados por los distintos gobiernos, ya que en pleno siglo XXI es increíble que aún no cuenten con estos servicios.

No dejes de leer