Por:
-
| |
Viernes 28 de septiembre de 2012 10:13 PM

Un niño de 2 años, que aún no estaba inscrito en el Registro Civil, murió calcinado entre las paredes de cortinas de plástico de su ranchito, en Bocas del Toro. Su madre no puede asimilarlo.

No dejes de leer