Juan Montes (izq.) celebra su gol.

Por:
EFE -
| |
Martes 22 de enero de 2013 03:18 PM
Un juez condenó hoy a 103 años de cárcel al líder ultra-ortodoxo Nechemya Weberman, del barrio neoyorquino de Brooklyn, por abusar sexualmente en repetidas ocasiones a una menor de edad.
 
Weberman, de 54 años, fue sentenciado después de que una joven de 18 años denunciara que cuando tenía 12 años sufrió abuso sexual por parte del rabino cuando éste desempeñaba sus funciones de consejero religioso, pese a no poseer licencia.
 
Según informaron medios locales, Weberman no mostró ninguna reacción cuando el juez lo condenó y aunque no realizó ningún tipo de declaración, su abogado señaló que apelará la sentencia.
 
Esta condena rompe con el hermetismo que caracterizaba el sector judío en la Gran Manzana, concentrado en la zona de Williambsburg, donde no es habitual las denuncias dentro de la comunidad.
 
Desde que el rabino fue declarado culpable por un jurado el pasado 9 de diciembre, la comunidad judía se dividió entre los defensores y detractores del rabino.
 
Así, un sector criticó duramente a la víctima y defendió a su líder religioso, mientras que otro apoyó públicamente la valentía de la joven, que ya se ha convertido en un referente para las jóvenes que se encuentran en una situación similar.
 
La tensión en Williamburg tras conocerse la noticia se plasmó en la agresión que sufrió uno de los defensores de la víctima, Nuchem Rosenberg, herido después de que un desconocido, que posteriormente fue arrestado por la policía, le arrojara lejía en la cara.
 
Rosenberg es conocido entre los judíos neoyorquinos por poseer una página web donde publica los casos de abuso sexual en la comunidad judía, ya que habitualmente el silencio y el secretismo envuelve los abusos, que pocas veces acaban en una denuncia.
 
De hecho, el fiscal del distrito de Brooklyn, Charles Hynes, se comprometió recientemente a tomar medidas contra la intimidación que sufren las víctimas por abusos dentro de la comunidad judía ultra-ortodoxa, que en muchos casos trata de encubrir estos delitos.
 
Antes de la agresión, Rosenberg se pronunció en contra de Weberman por el caso de abuso a la menor, aunque la policía no encontró ningún vínculo entre ambos sucesos.
 
En EE.UU. se concentra gran parte de la comunidad judía en el mundo, con 5,3 millones de personas, detrás solo de Israel, con 5,5 millones, lo que convierte al pueblo judío en uno de los sectores con más influencia en el país norteamericano. 
 
 
No dejes de leer