Los líderes asistentes realizaron guardias de honor alrededor del ataúd café, cubierto con la bandera venezolana.
Por:
-
| |
Viernes 08 de marzo de 2013 09:38 PM
Venezuela/EFE. /

Correa: Chávez repetía que nadie es imprescindible


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recordó ayer tras el funeral de su colega Hugo Chávez, que este siempre repitió que “nadie debe ser imprescindible” en las luchas de los pueblos.

“Los líderes facilitamos, coordinamos, impulsamos, pero los cambios los realizan, como siempre lo dijo el mismo Hugo, nuestros pueblos, y ahí está el pueblo venezolano, repleto de dignidad, de esperanzas, de ilusión, repleto de orgullo”, declaró a la televisión estatal venezolana el mandatario ecuatoriano.

Ayer, mientras se realizaba el funeral de Estado del fallecido presidente Hugo Chávez, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela emitió un fallo que permite al presidente encargado Nicolás Maduro (envestido ayer), ser candidato presidencial sin renunciar a este último cargo.

El líder opositor venezolano Henrique Capriles tildó de "fraude constitucional" la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que facultó a Nicolás Maduro para ser candidato presidencial sin dejar el cargo de presidente encargado.

"La sentencia del TSJ (...) es un FRAUDE constitucional y así lo denunciamos al mundo", escribió Capriles en su cuenta en la red social Twitter.

La Sala Constitucional del TSJ, en ponencia conjunta de sus siete magistrados, indicó según un comunicado del propio tribunal, que, con la muerte de Chávez, Maduro "cesa en el ejercicio de su cargo anterior" de vicepresidente y pasa a ser el "presidente encargado" de la República.

Como tal, añade, "ejerce todas las atribuciones constitucionales y legales como jefe del Estado, jefe de Gobierno y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana".

La Constitución venezolana establece que en caso de falta absoluta del presidente durante los primeros cuatro años de Gobierno el vicepresidente se encarga de la Presidencia mientras se convocan elecciones en el plazo de 30 días.

El Tribunal Supremo estableció que Chávez comenzaba su periodo de gobierno el 10 de enero pese a no haber jurado el cargo en una controvertida sentencia en la que señalaba que ese requisito no era necesario en el caso de un presidente reelegido.

La Carta Magna también señala que no podrá ser elegido presidente "quien esté de ejercicio del cargo de Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Ministro o Ministra, Gobernador o Gobernadora y Alcalde o Alcaldesa, en el día de su postulación o en cualquier momento entre esta fecha y la de la elección".

La Asamblea Nacional realizó ayer una sesión extraordinaria a las 7:00 de la noche hora local para juramentar a Nicolás Maduro como presidente encargado, en el edificio de la Academia Militar, instalación de la Guardia Nacional Bolivariana, en el Fuerte Tiuna, donde fue instalada la capilla ardiente de Hugo Chácez, según anunció el titular del Parlamento, Diosdado Cabello.

Venezuela rindió el último gran adiós al presidente Hugo Chávez con un funeral de Estado, al que asistió una treintena de jefes de Estado, incluidos sus principales aliados de Latinoamérica, y en el que su sucesor elegido Nicolás Maduro convocó a la sociedad a continuar con el proyecto iniciado hace más de una década por el “comandante”.

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, despidió emocionado al gobernante.

“La batalla continúa, ¡Chávez vive, la lucha sigue! ¡Que viva Hugo Chávez, que viva nuestro pueblo!”, gritó emocionado Maduro entre aplausos de los asistentes a la ceremonia celebrada en la Academia Militar de Caracas.

Dentro de la Academia Militar, un coro y una orquesta dieron inicio a la ceremonia entonando el himno nacional de Venezuela, con la presencia de funcionarios del gobierno, encabezados por Maduro, los líderes de gobierno y algunas personalidades como el actor Sean Penn.

Enseguida, el vicepresidente Nicolás Maduro colocó sobre el féretro de Chávez la espada del libertador Simón Bolívar, que según el maestro de ceremonias compró el gobierno a familiares por 120 bolívares.

La primera guardia de honor estuvo a cargo de sus más cercanos aliados en Latinoamérica: el presidente cubano Raúl Castro, el boliviano Evo Morales, el nicaragüense Daniel Ortega y el ecuatoriano Rafael Correa. Más adelante, el iraní Mahmud Ahmadineyad se sumó. En grupos, los líderes asistentes realizaron guardias de honor alrededor del ataúd café, cubierto con la bandera venezolana.

Tras las guardias, llegó la música. Un diputado y cantante entonó canciones folclóricas de la zona geográfica donde nació Chávez, en el estado suroccidental de Barinas.

A la música “llanera” le siguieron las notas de la orquesta sinfónica Simón Bolívar, la más importante de Venezuela, guiada por el afamado director Gustavo Dudamel.

Luego, una oración y palabras de líderes religiosos. Uno de ellos el reverendo estadounidense Jessy Jackson, quien pidió al presidente encargado Nicolás Maduro que tenga la fortaleza y entereza necesarias para conducir a Venezuela y pueda tender nuevos puentes con Estados Unidos.

No dejes de leer