Inspirado viendo a La Peregrina. Fotos: NORIEL GUTIÉRREZ
Por:
-
| |
Viernes 19 de julio de 2013 09:41 PM
Jesús Simmons/ Enviado especial Los Santos /

“Le pedí una hija y me dio tres”. Tantas cosas le ha dado santa Librada a Nilsa Espino, por eso le retribuye los milagros concedidos ayudando a sus peregrinos. Desde hace cinco años ella estaciona su auto frente al Restaurante Los Faroles, cada 19 de julio, para saciar la sed y aplacar el hambre de los devotos que caminan desde lugares lejanos hacia la iglesia de santa Librada, ubicada en Las Tablas.

Treinta y cinco años de ser devota lleva Espino y el primer milagro se lo concedió cuando le pidió un hijo y la santa le dio tres: Deidath y Daideth Librada, y Franklin. Su devoción y agradecimiento son tan grandes que no mira cuánto gasta en comida para los peregrinos, porque eso se lo paga santa Librada.

Otro quien ama a la santa con todo su corazón por haberle cambiado la vida es Alfredo Melgar, a quien todos daban por muerto cuando en una corrida de toros uno de estos animales le perforó un pulmón. Él encomendó su vida a santa Librada y le agradece por tenerlo con vida. Para llevarla cerca de su corazón se hizo un tatuaje de la virgen en el pecho, aunque lamenta no haberlo podido terminar, porque el colombiano que se lo realizó en una Feria Internacional de Azuero murió en un accidente de tránsito.

Todos eso fieles llegaron hasta la entrada de la iglesia para arrollidarse y dar gracias a santa Librada, quien lucía sus prendas de oro, eran tantas que por motivos de seguridad cuatro policías la cuidaban de cerca. Sus devotos le tomaban fotos y dejaban ofrendas y flores a su amada patroncita.

Llegó la peregrina

Al ritmo del tambor y la caja, la virgen santa Liberata, La Peregrina, recorrió las calles de la ciudad de Las Tablas. A las 4:00 p.m., la procesión partió de las instalaciones de Nutre Hogar en la entrada del pueblo. En ese momento eran unas cuantas personas, pero a medida que avanzaba la procesión la gente se iba sumando. A las 5:20 p.m., La Peregrina llegó a la sede de la Policía Nacional donde también está la cárcel para visitar a los privados de libertad, Allí se entregaron dos canastillas con productos de aseo personal.

Polleras, cabalgatas, tamboritos hubo en la procesión de La Peregrina, quien lucía un hermoso vestido que fue donado por la joven Lily Vargas. Culminado el recorrido de la virgen se realizó el salve para dar paso a las 9:00 p.m. la procesión de Santa Librada, La Chola que culminó con un espectáculo de fuegos artificiales.

No dejes de leer