Por:
-
| |
Miércoles 11 de septiembre de 2013 09:32 PM
Famosos /

Recientemente, la profesora de la universidad de Manchester Katia Chornik explicó que en la dictadura chilena de Pinochet (1973-1990) se recurrió a los éxitos de varios cantantes para aturdir a los presos políticos.

Las canciones de George Harrison, Nino Bravo, Roberto Carlos y varios éxitos de Julio Iglesias fueron algunas canciones que se escuchaban a todo volumen para ahogar los gritos de las torturas o directamente para molestar a los presos.

Chornik estudia el papel de la música en los centros de detención, cárceles y campos de concentración de la dictadura de Pinochet. ¡Ooh!

No dejes de leer